La supervivencia del trasplante de médula ósea se eleva ya a un 72%

|

  Un estudio de la Unidad de Hematología del hospital Virgen del Rocío, de Sevilla, demostró que la supervivencia del trasplante de médula ósea puede alcanzar hasta el 72% de los casos, según informó un comunicado de este centro hospitalario.

La Unidad de Hematología del Virgen del Rocío lideró un estudio multicéntrico que demostró la mayor efectividad de una combinación farmacológica para prevenir la denominada enfermedad injerto contra huésped, principal causa de mortalidad en los trasplantes de progenitores hematopoyéticos (de médula ósea).

La supervivencia, a los dos años del trasplante de donante no emparentado, alcanza el 72% de los casos, frente al 44% obtenido con otros tratamientos clásicos, mientras que la mortalidad baja 20 puntos, desde el 38 al 18%.

Estos resultados se presentaron en el último congreso nacional de la Sociedad Española de Hematología y Hemoterapia y en la reunión de la sociedad americana de esta especialidad.

El estudio, dirigido por el doctor Pérez Simón, se realizó entre 2007 y 2011 en hospitales de Salamanca, Barcelona, Valencia, Murcia y Sevilla. Estos centros compararon la evolución de 95 pacientes, la mitad de ellos tratados con la combinación de ciclosporina más mofetil micolenolato y la otra mitad con sirolimus más tacrolimus.

La incidencia de la enfermedad injerto contra huésped crónica se redujo del 88% en el caso de los pacientes tratados con la combinación ciclosporina y mofetil micolenolato al 55 por ciento en aquellos tratados con sirolimus y tacrolimus.

La supervivencia del trasplante de médula ósea se eleva ya a un 72%