El Valencia continúa buscando su identidad

Emery no parece tener posibilidades de seguir la temporada que viene efe
|

El Valencia completará el jueves ante el AZ Alkmaar cincuenta partidos de competición en la presente temporada, sin haber definido su identidad futbolística, pero como tercero de la Liga española y con opciones de alcanzar las semifinales de la Liga Europa.

Hace poco más de siete meses con una remontada en Liga en Mestalla ante el Racing de Santander (4-3) dio comienzo la serie de 49 partidos ya disputados por el Valencia, que se cierra por el momento con el empate del domingo ante el Levante en Mestalla.

La disputa de estos 49 encuentros de competición supone una media de siete al mes en una campaña en la que el conjunto que entrena Unai Emery ha completado casi todas las semanas al ritmo de dos encuentros.

Hasta el mes de diciembre de 2011 combinó la Liga con la Liga de Campeones. En diciembre y en enero la competición alternativa a la Liga fue la Copa del Rey y desde hace mes y medio ha combinado Liga y Liga Europa, competición en la que permanece inmerso.

Hasta el momento, y a pesar de la ventaja perdida en la Liga en las última semanas, los números de Valencia son de forma global más favorables que las sensaciones que genera un equipo que en las últimas semanas se ha atascado en muchos partidos, en especial en los que disputa en Mestalla.

La serie de 49 partidos oficiales disputados hasta el momento por el Valencia se concreta en veintidós victorias, catorce empates y trece derrotas, con ochenta goles a favor (1,65 goles por partido) y 59 en contra (1,20 por encuentro).

Por competiciones, treinta de estos partidos son de Liga, once corresponden a torneos europeos (Liga de Campeones y Liga Europa) y ocho de la Copa del Rey.

Los resultados de todos estos choques han propiciado que el Valencia haya llegado a la primera semana de abril en disposición de defender el tercer puesto en la Liga y a la espera de ganar al AZ Alkmaar el jueves en Mestalla para alcanzar las semifinales de la Liga de Europa.

El equipo genera dudas en su juego y necesita mejorar para alcanzar estos objetivos. Prueba de que no convence es que ya se han visto algunos pañuelos en Mestalla contra su técnico, lo que no ha impedido que tras el empate con el Levante, Emery afirmara que su equipo había sido mejor.

 

El Valencia continúa buscando su identidad