El Sergas comienza el cribado masivo a cerca de 14.000 vecinos de Arteixo de entre 15 y 50 años

Los sanitarios atendieron a los ciudadanos en una carpa | pedro puig
|

El Sergas comenzó ayer en Arteixo un cribado masivo a ciudadanos de entre 15 y 50 años para intentar frenar la expansión del coronavirus en el municipio, donde la incidencia supera el millar por cada 100.000 habitantes.

El dispositivo se ha desplegado en la avenida de Arsenio Iglesias, a la altura del campo de fútbol y del IES Manuel Murguía, y los ciudadanos acuden al mismo en coche, entrando por un lado de la carretera y saliendo por otro. Una vez allí reciben un tubo con una solución líquida para mezclar con su saliva, una muestra que deben entregar al día siguiente en una de las carpas de la localización.

Los sanitarios incidieron especialmente, según explicaron algunos arteixáns llamados al cribado, en llenar el tubo con saliva “exclusivamente, sin ninguna traza de moco”. La prueba ha de hacerse en ayunas y sin cepillarse los dientes para que sea válida, apuntaron las mismas fuentes.

El pasado jueves 21 se pusieron en marcha restricciones más duras en el municipio, con el cierre de la hostelería y el cese de las actividades no esenciales como medidas extraordinarias para contener la expansión del coronavirus, acciones que han vaciado la localidad en los últimos días y de las que las autoridades esperan un resultado efectivo lo antes posible.

Por su parte, asociaciones como O Grilo de Pastoriza llamaron a la población a participar en esta iniciativa si son llamados.

Más solicitudes
Además de Arteixo existen otros municipios que han solicitado un cribado masivo al Sergas. En el caso de Carral, el Ayuntamiento contactó con la Xunta hace “varias semanas”, explican.

En palabras del equipo de gobierno, el objetivo de esta petición no es otro “que detectar posibles casos positivos polo covid-19 e sobre todo dar coas persoas asintomáticas”. Desde el Ejecutivo de Javier Gestal aseguran no haber recibido respuesta del organismo autonómico, por lo que reiteraron su petición ante el reciente aumento de casos positivos.

También el BNG de Vilasantar pide que se adopten medidas para mejorar la incidencia en el ayuntamiento. “Hai que adoptar medidas e facelo de xeito urxente. Facer un cribado á poboación faise imprescindible, xa que deste xeito poderían detectarse persoas que non teñen ningún síntoma mais que están contaxiadas o que fai que a cadea de contaxios se vaia incrementando”, indican, y sostienen que un cribado “podería impedir que houbese unha propagación maior nas vindeiras semanas”.

Ademas, solicitan que el Ayuntamiento programe pruebas PCR para las trabajadoras del servicio de atención a dependientes en el domicilio.

El Sergas comienza el cribado masivo a cerca de 14.000 vecinos de Arteixo de entre 15 y 50 años