El Liceo despierta a tiempo para dar un paso de gigante hacia el título

jordi bargalló anotó el segundo gol verdiblanco en el minuto 12 de la primera mitad susy suárez
|

El Liceo dio un paso de gigante en pos de un título liguero que no conquista desde 1993. Un doble paso, porque a su contundente victoria ante el debutante Sant Feliu –el rival liguero número 49 de la historia del equipo verdiblanco– se unió la sorprendente derrota de su máximo rival, el FC Barcelona, que cedió en casa ante Lleida.

Sorpresa que también planeó por el Palacio de los Deportes de Riazor en los primeros compases de la segunda mitad, cuando el conjunto catalán logró nivelar el 2-0 inicial que habían edificado Matías Pascual y Jordi Bargalló, y que Roger Valls convirtió en mínima diferencia anotado a dos minutos del descanso.

Esa diana pareció adormecer a los pupilos de Carlos Gil, que regresaron al parquet muy espesos. Y de ello se aprovechó Jassel Oller para subir al marcador el empate a dos tantos.

Casi diez minutos tardó el Liceo en despertar del letargo y en perforar del nuevo la meta bien defendida por Pere Turón. Lo hizo Josep Lamas, que dos minutos más tarde, de falta directa, convertía una falta directa en el gol de la tranquilidad.

Una diana que hundió definitivamente al novato y dio alas al cuadro local, que con dos goles de Toni Pérez y otros dos de Lucas Ordóñez demostró su condición de líder, reforzada en tres puntos más, y ya son ocho respecto al Barcelona.

Este título, el más ansiado de los últimos años, no se puede escapar.

 

El Liceo despierta a tiempo para dar un paso de gigante hacia el título