Oleiros denuncia que la Xunta le deniega una subvención porque rechaza abonar una tasa

|

El Ayuntamiento de Oleiros denuncia que la Xunta le deniega una subvención económica porque rechaza el abono de una tasa autonómica.


Según fuentes municipales, la Consellería do Medio Rural está impidiendo la contratación de los trabajos de pavimentación de un camino municipal, en concreto la calle de Agurniño de Mera.


Las mismas fuentes añaden que la Administración autonómica argumenta que el Gobierno local, que preside Ángel García Seoane, mantiene una deuda con la Xunta de 52 euros por las tasas de ocupación del puerto de Lorbé para la celebración de la denominada Festa da Centola.


“Se trató de una actividad privada que organizó la Cofradía de Pescadores de Lorbé y que se celebró el año pasado. Una fiesta a la que acudió casi toda la directiva provincial del Partido Popular y la conselleira do Mar, Rosa Quintana”, indican desde el Ejecutivo local oleirense.


El Ayuntamiento afirma mostrar su más enérgica repulsa a este tipo de actuaciones de las administraciones que considera vergonzosas y “que interpretan a su gusto la imposición de tasas”.


Así recuerda que cuando la Xunta pretendió cobrar el impuesto en su momento, se dirigió al organismo autonómico para informarlo de que nada tenía que ver con la organización del evento festivo.


“El Ayuntamiento simplemente colaboró con la cofradía para facilitarles la realización de la fiesta, aportando vallas y mesas para la degustación de las centollas por parte de los representantes del PP y de los demás comensales”, apostilla.
 

Construcción de aceras
Por otra parte, el Gobierno local aprobará en la sesión plenaria que tendrá lugar hoy, a partir de las 20.00 horas, una propuesta en la que se demanda a la Xunta la construcción de aceras en Lorbé, en una vía de su titularidad.
La petición se realiza después de que el Ayuntamiento alcanzase un acuerdo con vecinos y propietarios de terrenos para que cediesen los terrenos necesarios de manera gratuita.

Oleiros denuncia que la Xunta le deniega una subvención porque rechaza abonar una tasa