Sada - El Ayuntamiento denuncia una “nueva deuda” del anterior equipo de gobierno

|

El Ideal Gallego-2011-06-24-023-bd5ff042

daniel romero > sada
  El nuevo gobierno local de Sada continúa su cruzada, nada más aterrizar, contra el anterior ejecutivo. A las acusaciones por parte del equipo del alcalde popular, Ernesto Anido, del impago –a una importante empresa energética– de unas facturas de la calefacción de los locales de las asociaciones A Lembranza y A Peneira, se le suman ahora los pagos pendientes a una farmacia sadense por la compra del material sanitario de los socorristas del verano pasado, en concreto los botiquines que emplea el personal seleccionado para vigilar las playas y con los que se atiende a los bañistas en caso de emergencia.


Dice el Ayuntamiento que el gobierno que presidió el nacionalista Abel López Soto dejó sin abonar la cantidad de 1.284,63 euros a este establecimiento, que ya reclamó en el mes de junio del pasado año, justo al inicio de la época estival, el importe de estas ventas que habían sido realizadas al consistorio.
Pero “ante el impago por parte del anterior equipo de gobierno”, como señalan fuentes consistoriales, la farmacia “presentó de nuevo en el Registro Municipal la reclamación el 17 de septiembre de 2010, hace casi un año, aunque tampoco logró que el ejecutivo de López Soto hiciese efectivo el pago del encargo”.
Esta “nueva deuda”, asegura el Ayuntamiento, es “una más de las correspondientes a la gestión de Abel López Soto recibidas en el Concello desde la toma de posesión de Ernesto Anido”.
Es más, aseguraron ayer que la mayor parte de las citadas “facturas sin pagar del gobierno formado por el BNG y el PSOE” corresponden a obras y están actualmente siendo analizadas por los actuales mandatarios municipales, “aunque el importe de algunas es muy elevado”.

Una trituradora > El consistorio aseguró igualmente que ese proceso de análisis de las “numerosas deudas” que afirman heredar del anterior gobierno se está viendo dificultado “por la destrucción de numerosos documentos mediante la utilización de una trituradora de papel”.
Los “restos” de esos documentos, explicaron, “fueron encontrados en tres sacos en el interior de las dependencias municipales” durante los primeros días de trabajo del nuevo regidor.
Dicha “destrucción”, insisten, se llevó a cabo durante “las horas no laborables” que transcurrieron entre la investidura de Ernesto Anido como alcalde, el 11 de junio, y su incorporación efectiva a la alcaldía, el 13 de este mismo mes.
Por último, el gobierno local lamentó que la gestión del exregidor Abel López Soto, “que aseguró disponer de unas cuentas saneadas, haya provocado que el Concello figure como moroso en la contabilidad de numerosas empresas de este y otros municipios”.
Estos 1.284 euros se sumarían a los más de 4.000 que el día anterior denunciaba el Ayuntamiento de las facturas correspondientes a la calefacción de los locales en que prestan su actividad dos asociaciones. Una de ellas, A Lembranza, de personas mayores y la otra, A Peneira, de discapacitados.
Entonces el gobierno local acusó al anterior ejecutivo de BNG-PSOE de haber “puesto en riesgo el suministro de energía” en los locales de estas entidades y apostó por regir un mandato con “la austeridad necesaria en épocas de crisis, pero siempre asumiendo sus compromisos”.
Por su parte, López Soto ya recriminó el miércoles a sus sucesores y recordó que cuando el BNG entró en el gobierno en 2007, “atopou no caixón 590.000 euros que tivo que pagar da nefasta xestión herdada do seu socio de goberno, Ramón Rodríguez Ares”.


Sada - El Ayuntamiento denuncia una “nueva deuda” del anterior equipo de gobierno