Los presupuestos llegan hoy al Congreso marcados por la mayoría absoluta del PP

|

Los presupuestos generales del Estado de 2012 llegan hoy al Congreso de los Diputados para comenzar su tramitación parlamentaria y con la seguridad de que saldrán adelante sin problemas por la mayoría absoluta del PP, si bien el Gobierno intenta conseguir el apoyo de otros grupos, como es el caso de CiU.

Será el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, quien entregue en formato digital el contenido del proyecto al presidente de la Cámara baja, Jesús Posada.

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha reconocido que los presupuestos son "duros" y "dolorosos" y que contienen algunas decisiones que no le gustan, pero ha asegurado que son los "imprescindibles" para corregir los errores del pasado.

La vicepresidenta del Ejecutivo, Soraya Sáenz de Santamaría, ha calificado estos presupuestos como los más austeros de la democracia y ha subrayado que son necesarios para hacer frente a una "situación económica límite".

El deseo del Ejecutivo es que las cuentas tengan el mayor apoyo posible de los grupos políticos, como ha afirmado el portavoz del PP en el Congreso, Alfonso Alonso, quien ha destacado que la idea es convertir la mayoría absoluta en una "mayoría compartida", porque, ha dicho, hay mucho en juego para todos.

En este sentido, el Gobierno tiene en su mente un posible apoyo de CiU, aunque el grupo catalán insiste en que su beneplácito a los presupuestos está en función de que el Estado pague lo que debe a Cataluña de ejercicios anteriores que corresponden a la aplicación de la disposición adicional tercera del Estatut y que, según CiU, son 759 millones de la liquidación de 2008 y 219 millones de 2009.

El ajuste presupuestario del Estado en 2012 ascenderá a 27.300 millones, que saldrán de un mayor recorte del gasto de los ministerios, de la eliminación de las deducciones fiscales a las grandes empresas y de una amnistía fiscal parcial a cambio del 10 % de lo no declarado.

Los presupuestos recogen el primer ajuste aprobado el 30 de diciembre e incluyen una rebaja adicional del 16,9 % en el gasto de los ministerios, equivalente a más de 13.400 millones.

Los que más recorte tendrán son los de Asuntos Exteriores y Cooperación (54,4 %) y Fomento (34,6 %), mientras que los menos afectados por la reducción de gasto serán Presidencia (3,8 %) e Interior (4,3 %).

En cuanto a los ingresos, se limitan las deducciones para las grandes empresas en el Impuesto de Sociedades, se modifica el impuesto especial sobre el tabaco y se incentiva la declaración de rentas ocultas, lo que sumado a la subida del IRPF acordada en diciembre, supondrá, según el Gobierno, un ingreso de 12.300 millones, de los que 2.500 millones provendrán de la amnistía fiscal.

Los presupuestos generales del Estado -que tal y como establece el Reglamento del Congreso de los Diputados gozan de preferencia en su tramitación sobre el resto de proyectos y proposiciones de ley- no estarán listos hasta el mes de junio, a pesar de que el Banco Central Europeo (BCE) pidió la semana pasada a España que los tramitara con urgencia.

Así, el Congreso acogerá la semana del 16 al 20 de abril la comparecencia de altos cargos para explicar las partidas de los presupuestos y la semana posterior se celebrará el debate de totalidad.

Una vez superado este trámite, como es previsible por la mayoría absoluta del PP, se abordará el debate de las enmiendas parciales que los grupos parlamentarios presenten al texto original, antes de su pase al Senado.

Los presupuestos llegan hoy al Congreso marcados por la mayoría absoluta del PP