La Xunta abonó el 70% de las ayudas a los más afectados y Feijóo insiste en trabajar “todos” por la hostelería

Un camarero limpia la mesa de una terraza | aec
|

El presidente del Gobierno gallego, Alberto Núñez Feijóo, defendió que la Xunta “ya abonó el 70% de las ayudas concedidas a los sectores y colectivos más afectados” por el Covid-19, por valor de 150 millones de euros. Con el foco en la hostelería y en la línea de la propuesta de plan conjunto que salió de la reunión del miércoles, insistió también en que, si bien, el compromiso de la Xunta está garantizado, “todas” las administraciones deben implicarse.

En un análisis general, al término del Consello de la Xunta, el presidente aseguró que, de los más de 370 millones de euros habilitados para paliar tanto los efectos sociales como económicos del Covid, “están concedidos ya dos de cada tres euros, exactamente 216,6 millones de euros”.

Tras aseverar que el tiempo medio entre la publicación y la resolución de las ayudas fue de 89 días, el presidente de la Xunta incidió en que “se están tramitando de forma récord”. “Nunca las órdenes de subvención, de ayuda incondicionada y a fondo perdido se tramitaron con tanta celeridad”, reivindicó.

Más al detalle, Feijóo explicó que en total se prevén 157.500 beneficiarios a través de 156 líneas de apoyo. Entre otras iniciativas, se trata de 209 millones para actuaciones de sostenimiento de empleo, dinamización económica y apoyo a autónomos y pymes a través de la Vicepresidencia Segunda; casi nueve millones para minimizar el impacto económico y social en alquileres, y 35,7 millones de euros para un plan de choque para el sector turístico.

 

Apoyo

Pero sobre todo, Feijóo hizo hincapié en el apoyo a la hostelería y reiteró que del Plan de rescate, dotado con 86,2 millones de euros, ya están pagados 65 millones de euros para inyectar liquidez a estos negocios. “Ya se pagaron cerca del 80% de las solicitudes recibidas, de las que alrededor de 15.000 pertenecen al sector de la hostelería”, detalló.

Feijóo reconoció que hay casos en el sector en los que se ve vetado el acceso a estas ayudas porque no están al día en el pago de impuestos y añadió que, aunque la Xunta puede “estar de acuerdo” en que se puede caer “en la pescadilla que se muerde la cola” porque “si no se les paga nunca van a poder estar al día”, hay que cumplir la legislación.

También remarcó que, pese a todo, “el 70%” de las ayudas a la hostelería se pagaron “antes de acabar el plazo de presentación de las solicitudes y añadió que, en el caso concreto de Santiago –donde esta semana hubo una protesta del sector frente a su residencia oficial en Monte Pío–, cobraron “más de 500 establecimientos hosteleros”.

Pero el presidente gallego también recalcó que la Xunta ha sido la “única” administración en habilitar ayudas directas para hosteleros e hizo un llamamiento, con la vista puesta en el Gobierno central, a que se tramiten y se paguen todos los ERTE.

Y también se remitió al “pacto” alcanzado el miércoles con el sector para el impulso de un nuevo paquete de ayudas que su Ejecutivo, según dijo, va a empezar a diseñar.

“Pero nos parece que debemos de trabajar todos juntos. Algunos dando dinero, como la Xunta de Galicia, y otros no cobrando impuestos. El impuesto de la basura, el impuesto del agua, el IBI, el IAE, el impuesto de terrazas no me parece razonable que se pasen al cobro a todo un sector como el hostelero”, esgrimió, también con el foco en los ayuntamientos.

Feijóo recordó que el fondo de cooperación acordado el miércoles se destinaría al pago de ayudas por los perjuicios causados por la pandemia a este tipo de establecimientos.

La Xunta abonó el 70% de las ayudas a los más afectados y Feijóo insiste en trabajar “todos” por la hostelería