Otras cuatro personas dejan la dirección de Anova en solidaridad con Martiño Noriega

22 abril 2013 página 13 SANTIAGO DE COMPOSTELA, 21/04/2013.- El portavoz parlamentario de AGE, Xosé Manuel Beiras, durante el himno al finalizar la I asamblea de Anova celebrada hoy en Santiago de Compostela. EFE/ Óscar Corral.
|

Cinco personas de la permanente de Anova, uno de los grupos que forman la coalición Alternativa Galega de Esquerda (AGE), han presentado su dimisión. Al abandono del alcalde de Teo, Martiño Noriega, que deja de ser coordinador, un puesto en el que llevaba medio año, se suma la renuncia de Antón Dobao en Cultura, de Mar Blanco en Lengua, de Xiana López en Igualdad y de Xurxo Martínez en Formación.
La crisis abierta en esta formación es de tal calibre que no se descartan nuevas salidas en los próximos días, según confirmaron a galiciaconfidencial.com dirigentes de Anova.
De hecho, una de las razones esgrimidas por estas cuatro personas, que se sumaron a Noriega es que la formación “se está “alejando” progresivamente” de sus principios fundacionales.
“Anova fue una llamada a la ciudadanía para impulsar un partido-movimiento que asumiera una ética republicana, desde principios independentistas, dispuesta a abrir un nuevo escenario político que rompiera con las viejas formas de comprender y practicar la política, una organización que apostara por ser el puente entre la ciudadanía y las instituciones, que acabará con la visión del partido como fin y no como herramienta”, apuntan en un comunicado.

elite dominante
Sin embargo, denuncian que estos principios ya no son los que rigen la formación que se está convirtiendo en un “partido de corte clásico dominado por una elite que se apropia de toda capacidad de decisión y de control y obstruye y limita la participación de los militantes y de las asambleas de la organización”, apunta el comunicado en alusión a Luis Eyré y Mario López Rico.
Así, insisten en que Anova tiene que proyectar “una sociedad libre, democrática y plural”. Por eso, dicen que no pueden permanecer impasibles ante los graves acontecimientos que están inyectando una dosis autoritaria letal en una organización que, conforme a sus principios éticos y políticos, está obligada a resolver sus inevitables y necesarias contradicciones mediante el diálogo y la práctica del consenso”.
De esta manera, denuncian la “imposición de exiguas mayorías” y “prácticas punitivas”, en relación a la expulsión de varios militantes, “que acallan burocráticamente el debate político y proscriben el consenso”.
“Los expedientes abiertos persiguen limitar la capacidad de iniciativa de los militantes, impedir el diálogo y liquidar la política de Anova”, añaden.
Este grupo de dirigentes asegura que, a pesar de su dimisión de la Permanente, continúan “comprometidos” con este proyecto y “con los ciudadanos que dieron su confianza a AGE.
“Seguiremos trabajando por esta organización desde nuestras asambleas y desde la responsabilidad que asumimos ante la Asamblea Nacional como miembros de la Coordinadora. Y también en los espacios sociales en los que Anova tiene que convertirse en instrumento de transformación”, concluyen.

Otras cuatro personas dejan la dirección de Anova en solidaridad con Martiño Noriega