“Dinamita” destroza el “Gran Premio” de Abegondo

El Ideal Gallego-2015-10-12-010-57a2b756
|

“Dinamita” destrozó (literalmente, no) el “Gran Premio” de Abegondo. Pero, sí se llevó la mayor parte de los premios que ayer estaban en juego en la cuarta edición de las carreras de burros que se celebró en el recinto ferial del núcleo de San Marcos.
Y es que este ejemplar equino venció en la prueba reina; ganó en la de relevos, con “Genaro” y “Melendi”, y se alzó con el tercer puesto en la de marcha atrás, siempre montado por Antón Pérez. En esta última ganó “Zapateiro”, de la escudería de Víctor Fiaño. Otro destacado “jockey” fue Andrés Pérez, que cabalgando a “Melendi” siempre consiguió puestos en los podios.
Esta edición de la carrera de burros, en la que hubo 25 participantes, formó parte de la tradicional feria mensual abegondesa que también coincidió con el mercado agroalimentario, de segunda mano y trueque, al que acudieron decenas de vecinos de la comarca.
El mercado agroalimentario reunió a varios emprendedores del entorno, que dispusieron de un espacio para ofrecer sus productos. Según fuentes municipales, fueron multitud de producciones de calidad las que se pudieron ver. La agricultura ecológica estuvo presente con repolllos, brócoli, calabazas, judías, pimientos, castañas, manzanas, patatas, cebollas y demás. Tampoco faltaron los productos artesanales como el queso, las mermeladas, la cerveza o la miel.
El alcalde y presidente de la reserva de la biosfera Mariñas Coruñesas e Terras do Mandeo, José Antonio Santiso, visitó los puestos acompañado por el concejal de Industria y Ferias, Marcos Zapata.
Indicó que allí pudo comprobar el “enorme potencial” del territorio para generar actividad económica a partir de recursos endógenos.
También ayer tuvo lugar la tercera edición del mercado de segunda mano y trueque. Los participantes instalaron distintos puestos para tratar de conseguir beneficio económico a los objetos que guardaban en sus respectivos domicilios y que no utilizaban. Los visitantes pudieron adquirir productos de lo más variopinto, desde raquetas de tenis a lecheras. Lo más repetido eran muebles, libros, ropa, artículos de decoración y juguetes.
Como es tradicional en cualquier rincón de Galicia, y Abegondo no iba a ser menos, cualquier evento lúdico se acompaña de bebida y comida.
Los asistentes pudieron degustar raciones de pulpo y churrasco en los puestos que se habilitaron en las inmediaciones del pabellón deportivo.
Tampoco es posible concebir una reunión de tal magnitud sin música. Los encargados de amenizar el ambiente fueron los integrantes del grupo de gaitas de la escuela municipal.

“Dinamita” destroza el “Gran Premio” de Abegondo