El sector hotelero no prevé abrir en la fase 1 mientras la hostelería pone reparos al aforo de las terrazas

GRAFCAN5149. LAS PALMAS DE GRAN CANARIA, 09/05/2020.- La propietaria de un gastrobar de Las Palmas de Gran Canaria realiza este sábado labores de desinfección con agua y lejía de las mamparas, mesas, sillas y demás mobiliario d
|

El sector hotelero no prevé abrir en la fase 1 de la desescalada que se inicia hoy, a pesar de poder hacerlo, hasta que haya movilidad geográfica, lo que se espera solo para cuando se entre en la denominada “nueva normalidad”, probablemente a partir del próximo 22 de junio.

Durante la fase 1, a la que pasan hoy once comunidades, más las ciudades de Ceuta y Melilla, y el resto, parcialmente, menos Madrid, se permite la apertura de los hoteles y establecimientos turísticos, aunque queda prohibido el uso de las zonas comunes.

El secretario general de la Confederación Española de Hoteles y Alojamientos Turísticos (Cehat), Ramón Estalella, señaló que, “prácticamente con seguridad”, los establecimientos no abrirán porque no hay posibilidad de movilidad geográfica y, por tanto, de tener clientes.

En su opinión, con independencia de las fases de desescalada, lo más importante para el sector es que haya movilidad geográfica tanto a nivel nacional como internacional.

Aquellos establecimientos que estén situados en lugares donde el turismo es español, “hasta que no haya movilidad interprovincial, seguro que no abrirán, porque nadie va a estar confinado en su casa para pasar a estarlo en una habitación de hotel”, remarcó.

Lo fundamental para el sector es tener un protocolo claro y que haya clientes y, para ello, es necesario que puedan trasladarse “de un lugar a otro”, insistió.

Cadenas como Barceló Hotel Group, RIU Hotels & Resorts, NH Hotel Group o Room Mate ya tienen sus protocolos de seguridad, salud e higiene para garantizar la protección de sus clientes, empleados y proveedores en la reapertura de sus hoteles, que, sin embargo, de momento, permanecerán cerrados.

Por otra parte, aunque algunos ayuntamientos facilitaron la ampliación de terrazas y la creación de nuevas, sentarse en una no va a ser tan fácil a partir de hoy en la España de la fase 1 porque son muchos los restaurantes y bares que decidieron no abrir porque no les salen las cuentas.

 

Con la mitad del aforo

Las que abran será a la mitad de su capacidad, con una ocupación máxima de 10 personas por mesa y sin las cartas convencionales, que deberán sustituidas por medios electrónicos, pizarras o carteles.

En Galicia, el Grupo Nove reúne a los mejores cocineros de la región. Iván Domínguez (Nado), Lucía Freitas (Lume), Pepe Solla (La Radio), Roberto Filgueira (O Balado), Pepe Vieira (Pepe Vieira), Álvaro Villasante (Paprica), Miguel Campos (A Gabeira) y Yayo Daporta, con el restaurante que lleva su nombre, tienen terrazas, pero no las abrirán porque no les salen los números, informaron los restauradores.

Mientras, la patronal de ocio nocturno Spain Nightlife pidió al Gobierno que inicie los trámites para que sea legal tomar la temperatura a los clientes antes de entrar en un local, si el empresario lo considera conveniente, con termómetros de infrarrojos o cámaras térmicas.

La entidad hizo esta petición al Ministerio de Sanidad ante el escenario que se plantea con la reapertura al público de los locales de restauración por fases y dado que muchos empresarios manifestaron su intención de tomar la temperatura a sus clientes para evitar la propagación del virus.

El secretario general de Spain Nightlife, Joaquim Boadas, aseguró que, actualmente, “no existe cobertura legal” para que el titular de un bar, un restaurante o una discoteca pueda obtener información sobre la salud o la temperatura de un cliente, ya que son datos de carácter personal.

El sector hotelero no prevé abrir en la fase 1 mientras la hostelería pone reparos al aforo de las terrazas