La Marea llevará al pleno las facturas que fueron rechazadas en mayo

|

El Gobierno local volverá a llevar a pleno facturas irregulares por valor de 1,3 millones de euros después de que la corporación no aceptase su pago en la sesión plenaria del pasado mes de mayo.
El equipo de gobierno presentó ayer en la Comisión de Hacienda una revocación de este acuerdo plenario y salió adelante con la abstención de la oposición en bloque y el voto positivo de la Marea.
Este paquete de facturas irregulares está marcado por una del servicio de recogida de basuras relativa al pasado mes de diciembre y que asciende a 850.000 euros aproximadamente. Además, existe una de las bibliotecas municipales por más de doscientos mil euros, entre otras.
Hace casi tres meses, el Partido Popular y el Partido Socialista rechazaron el asunto, por lo que fue rechazado. Ahora, los socialistas previsiblemente apostarán por la abstención ya que por aquel entonces habían justificado su rechazo con base en que el contrato de recogida de basura llevaba cerca de un año y medio sin contrato en vigor y solicitaban un cambio en este sentido.
Este se produjo antes de ayer, cuando el Gobierno local sacó a licitación el nuevo contrato, que tardará meses en adjudicarse, por lo que probablemente no estará en funcionamiento hasta el próximo año.
Sin embargo, la licitación permitirá que los socialistas modifiquen su voto y la Marea pueda sacar adelante estas facturas. La aprobación de estos pagos conllevará algunas consecuencias. 
La más inmediata de ellas es que el Gobierno municipal estará en condiciones de volver a cumplir el periodo medio de pago a proveedores, situación que en los últimos meses no se produjo e incluso alcanzó un máximo histórico en mayo, último registro que se hizo público.
Una vez que se vuelva a estar por debajo del límite estipulado en 30 días para el pago a proveedores, el Gobierno municipal cumplirá todos los requisitos establecidos para plantear inversiones financieramente sostenibles con fondos procedentes del remanente del presupuesto del año pasado. Dada la influencia que tendrá la aprobación de estas facturas irregulares, la Marea convocó un pleno extraordinario para pasado mañana, ya que en agosto no hay sesión ordinaria.
Además de la revocación del acuerdo referente a los pagos que fue rechazado en mayo, el Gobierno municipal también llevará a la sesión otros dos asuntos.
El primero de ellos será un modificado de crédito de 246.000 euros para transferir fondos del área de Regeneración Urbana que no se utilizarán a Servicios Sociales, y el otro la modificación de dos ordenanzas fiscales. l

La Marea llevará al pleno las facturas que fueron rechazadas en mayo