Un gol de Alba en el tiempo añadido resuelve un partido agónico

|

fc barcelona: Víctor Valdés; Adriano, Bartra, Mascherano, Jordi Alba; Xavi Hernández, Song, Iniesta; Alexis Sánchez (Villa, min.80), Messi y Pedro Rodríguez (Tello, min.76).
celtic: Foster; Lustig, Wilson, Ambrose, Izaguirre; Brown (Commons, min.63), Wanyama, Ledley, Mulgrew (Kayal, min.76); Samaras (Forrest,min.43) y Gary Hooper.
goles: 0-1, min.19: Samaras. 1-1, min.45: Iniesta. 2-1, min.94: Jordi Alba.
árbitro: Gianluca Rocchi (Italia). Amonestó a Mascherano (min.71) y Adriano (min.80) por parte del Barcelona y a ningún jugador del conjunto escocés.
campo: Camp Nou, ante la presencia de 77.781 aficionados.

Un Barcelona que se estuvo estrellando durante todo el partido contra la meta del Celtic encontró el chispazo definitivo en la última acción del encuentro, con un remate de Jordi Alba casi en la línea de gol en el minuto 94.

El Barça hubiese merecido mayor suerte, por dominio y perseverancia, pero el Celtic también jugó con seriedad sus cartas, aunque para ello renunció a la pelota y solo la pretendió jugar para buscar en largo a alguno de los suyos para que emprendiese la aventura del contragolpe.

El cuadro catalán se encontró con un partido conocido, en el que un rival llega al Camp Nou con pocos objetivos, el principal de ellos, no salir goleado. Los de Neil Lennon salieron seguros de que no iban a tener el balón y que las ocasiones llegarían a cuentagotas, si es que llegaban.

 líder sólido
El cuadro azulgrana suma un pleno de triunfos en las tres jornadas disputadas

No solo no discutió la pelota; el Celtic entregó las bandas y amuralló su área con jugadores netamente más altos que los barcelonistas, quienes, excepto Song, no daban la talla, en altura, antes sus rivales.

Fue el Barça el que primero elaboró una clara acción de gol, cuando Alexis recogió el balón dentro del área de Forster, pero el disparo salió alto. El primer aviso, que hacía prever un festival. No fue así.

El Barcelona se hizo con el dominio casi en exclusividad, con posesiones que superaban el 80%, pero cuya determinación resultó nula, ya que en esta partida el Celtic sí que fue solvente, ya que no dejó entrar ni el aire en su área.

El Celtic, sin embargo, sí acertó en su primera oportunidad. En un lanzamiento de falta al área azulgrana, Samaras conectó un preciso remate que acabó con el balón rebotado en la espalda de Mancherano antes de entrar en la meta de Valdés (0-1).

Con el gol a cuestas, el Barça regresó a su calvario, el de mover y mover el balón sin encontrar un agujero por donde colarlo y sorprender al Celtic.

Al borde del descanso, el Barça elaboró una acción de extrema precisión y belleza, en la que intervinieron los tres ‘grandes’, Messi, Xavi e Iniesta, con remate final de este cayendo al suelo, que significó el empate (1-1).

Tras una segunda mitad de acoso continuo al área del Celtic, Jordi Alba logró el gol del triunfo en el último instante. n

 

 

Un gol de Alba en el tiempo añadido resuelve un partido agónico