Sin otra oportunidad

11 enero 2014 Fútbol La Junta de Acreedores del Concurso del Real Club Deportivo SAD, votó a favor de la propuesta de convenio presentada por el club y la Agencia Tributaria se reserva su derecho a futuras impugnaciones

El Deportivo, tras haber conseguido que se aprobara su propuesta de convenio -a expensas de que la ratifique el juez- camina hacia un futuro sin segundas oportunidades, en el que, con un nuevo guía al frente, debe salvar todas las piedras que se encuentre en los próximos 17 años porque tropezar le llevaría a la liquidación.
El equipo coruñés cumplió este sábado un año en concurso de acreedores, 365 días en los que sufrió un descenso deportivo y en los que no ha sido capaz de acercar posturas con su principal acreedor, la Agencia Tributaria, a la que le debe casi cien millones de los 160 de pasivo que tenía cuando comenzó el proceso concursal.
La falta de apoyo de Hacienda sitúa al Deportivo en un punto delicado, bajo la amenaza de una palabra, liquidación, que el presidente, Augusto César Lendoiro, no quiere pronunciar ni oír en sus últimos días de mandato, aunque ya dejó claro que si el que le sustituya no cree en la viabilidad del club, si “tiene miedo”, está dispuesto a reconsiderar su marcha.

embargos
La oposición de la Agencia Tributaria puede desembocar en la reactivación de los embargos que quedaron suspendidos cuando el club se declaró en concurso, y esa sería una losa que podría obstaculizar los siguientes pasos del Deportivo en el largo camino que le espera para saldar su multimillonaria deuda.
Con el convenio, Lendoiro evita la pieza de calificación porque la quita es inferior a un tercio de la deuda, con lo que, en condiciones normales, no tendrá que correr el riesgo de responder con su patrimonio, aunque él dice que no era algo que le preocupara porque no cometió “ninguna irregularidad”.
Ahora, el sentido común le dice que Hacienda tendrá que tender un puente al Deportivo, pues los acreedores ordinarios apoyaron la propuesta del club -17 años, con dos de carencia, sin intereses y un 33 % de quita- y no dieron opción a que se votase la del Fisco -8 años para la deuda privilegiada y 10 para la ordinaria con un 45 % de quita y 2 % de intereses-.
El club ha anunciado en repetidas ocasiones que tiene un acuerdo, a falta de firma, con las entidades financieras Novagalicia Banco y Banco Gallego, a los que les ha ofrecido las mismas condiciones que a los acreedores ordinarios, solo que con el 2 por ciento de intereses, para abonar la deuda privilegiada contraída.
Pero no ha convencido al Fisco, con el que mantuvo la última reunión a principios de diciembre y con el que no se ha vuelto a encontrar, al margen de la junta de acreedores y pese a que ha cambiado de delegado.
Acercar posturas con Hacienda y cumplir el calendario de pagos sin titubeos será misión del relevo de Lendoiro, quien ha presumido de haber hecho “el mejor convenio de la historia del fútbol español”.
Con más de 25 años de experiencia al frente del club, Lendoiro ha llegado a los últimos días de presidencia al mando de la gestión deportiva y económica del Deportivo, aunque con la tutela de la administración concursal, la sociedad AD Cryex, que en los últimos meses logró cambiar el régimen de intervención por el de suspensión para la reformulación de las cuentas. El concurso ha desgastado al presidente y sus días están contados. En uno de los momentos más críticos de la historia del club, Lendoiro empezó a tener oposición, candidatos dispuestos a quitarle el asiento que había ocupado cómodamente, con el respaldo casi unánime de los accionistas.
Aunque se resistió a abandonar el cargo, el 24 de diciembre, cuatro días después de haber sufrido su primer revés en una asamblea de accionistas en la que no aceptó someter su cese a votación, apenas doce días tras haber presentado su candidatura a la reelección, el dirigente se echó a un lado, abandonó la carrera electoral y puso fecha a su adiós: el 21 de enero.

nuevo presidente
Será el día del empresario Tino Fernández, responsable de la derrota de Lendoiro en la última junta de accionistas al echar por tierra todos los puntos del orden del día; del exasesor jurídico del club Germán Rodríguez Conchado, que denunció el “régimen caudillista” en que había convertido el presidente al Deportivo; o de Manuel López Cascallar, el aspirante más joven.
El relevo en el consejo de administración del club puede abrir para el Deportivo nuevas vías para acercarse a Hacienda, aunque el administrador concursal del club reveló que el Fisco había anunciado que no tenía voluntad de negociar en caso de que los acreedores ordinarios aprobaran la propuesta del Deportivo.
Eso fue lo que pasó el viernes y ahora los plazos los determina el juzgado: dictará sentencia sobre la junta de acreedores, como muy pronto, a finales de mes, ya con el nuevo consejo al frente del club, y, si la decisión del juez es favorable al convenio, el club habrá salvado la primera bola del partido, pero cualquier otra que se le escape lo abocará a la liquidación.

Sin otra oportunidad

Te puede interesar