Fiscalía recurre el allanamiento de NCG para exigir la nulidad de contratos

Puerta de entrada de la sede central de Novagalicia Banco en A Coruña. EFE/Archivo
|

La Fiscalía Superior de Galicia ha interpuesto ante la Audiencia Provincial de A Coruña un recurso de apelación contra el auto del juzgado de primera instancia número 11 de A Coruña que hace firme la conformidad de Novagalicia Banco para cesar en la comercialización de participaciones preferentes para exigir la nulidad de los contratos vigentes.
La Fiscalía, amparándose en resoluciones del Tribunal Supremo y de la justicia europea, entiende que la acción de cesación debe conllevar la nulidad de los contratos por lo que ha decidido recurrir el auto con el objetivo de que se declare de oficio la nulidad de los contratos.
En la presentación de la memoria de la Fiscalía el pasado día 10, el Fiscal Superior, Carlos Varela, ya avanzó la presentación de este recurso. "Una acción de cesación no es un brindis al sol sino que lleva incorporada la nulidad de los contratos", aseguró entonces.
En su recurso, la Fiscalía solicita que continúe el proceso judicial mientras Novagalicia Banco no acepte "el allanamiento total a la pretensión formulada", esto es, declare la nulidad de los contratos vigentes.
La Fiscalía pide así que se deje sin efecto el auto emitido el pasado día 4 por el juzgado de primera instancia número 11 de A Coruña que estimaba parcialmente la demanda colectiva interpuesta por el ministerio Fiscal en vista de la conformidad expresada en su día por Novagalicia Banco para que cese la comercialización de participaciones preferentes.
La sentencia obliga a la entidad a que se comprometa en el futuro a evitar cualquier actuación que no responda a una información suficiente, adecuada, comprensible y adaptada a las circunstancias del inversor, en materia de participaciones preferentes.
La decisión de la entidad financiera provocó el pasado 16 de septiembre la suspensión del juicio para reclamar a Novagalicia Banco que renunciara a la venta de participaciones preferentes y otros productos híbridos en los términos en los que había venido haciéndolo.
Novagalicia Banco decidió aceptar el 13 de septiembre la vía de la conciliación previa en los procedimientos emprendidos por los clientes de la entidad afectados por la compra de participaciones preferentes, lo que evitará el pago de tasas y de costas judiciales en caso de acuerdo.
El acuerdo pasa porque en los procesos ya judicializados se analizará por parte de la entidad toda la documentación para ver si es posible alcanzar un acuerdo, y en la vía de la conciliación en el caso de que no se haya iniciado aún el proceso.
Hasta el momento se han presentado en Galicia alrededor de 4.000 demandas por la venta de preferentes.
Cuando se cerró el proceso de arbitraje en Novagalicia Banco, los 72.976 clientes con productos híbridos de las antiguas cajas gallegas habían recuperado, en dinero en efectivo y por término medio, un 84% del importe inicial invertido.

Fiscalía recurre el allanamiento de NCG para exigir la nulidad de contratos