Noriega critica la “poca querencia” de la dirección del partido por las mareas municipales

Manuel Nogueira tuvo que ofrecer una rueda de prensa a las puertas del local del partido | lavandeira jr/EFE
|

El alcalde de Santiago, Martiño Noriega, atacó ayer la actitud de la dirección de En Marea, que encabeza Luís Villares, ante el conflicto generado en el partido rupturista a raíz de la suspensión de las primarias y lamentó la supuesta “poca querencia de los responsables del espacio” en el ámbito autonómico por las mareas a nivel local.
Preguntado por la reunión del Consello das Mareas de hoy, el regidor por Compostela Aberta Martiño Noriega replicó que no está en este órgano. No obstante, añadió que no tiene “ninguna expectativa positiva” en relación a las decisiones que puedan salir del mismo, ya que ve a la dirección instalada “en los últimos días” en “una dinámica antitética” a la “búsqueda de una solución lógica de horizonte de votación, de participación y de corresponsabilidad de las partes”.
Sus “energías, esperanzas e ilusiones”, contrapuso, “están concentradas en el trabajo local”, así como en cerrar “los compromisos del mandato” en Santiago e “impulsar” la labor de Compostela Aberta, que “está en otra dinámica totalmente distinta a la que existe en el ámbito gallego y tiene otros responsables”.
Acerca de si confía en que las primarias de En Marea puedan aún celebrarse este año, respondió que es lo que dictaría “la lógica” desde “hace tiempo”. “Si paralizas un proceso de votación alertando de un “pucherazo” que después queda demostrado que no existe, la lógica sería votar y elegir (a la nueva) dirección”, remarcó. Lamentó que se haya optado por judicializar el proceso.
 “A mí solo me queda lamentar la situación poco edificante y también la poca querencia que los responsables del espacio a nivel gallego tienen por las mareas locales, los espacios de trabajo, de corresponsabilidad y de transformación”, apostilló.

Bloqueo “misterioso”
Por su parte, el alcalde ferrolano Jorge Suárez (de Ferrol en Común) instó a las dos facciones enfrentadas a “ejercer la responsabilidad necesaria para garantizar un proceso para que los inscritos en En Marea tengan garantizado su derecho al voto”. Desde su punto de vista “se están produciendo dilaciones que perjudican gravemente a la imagen de En Marea”.
“Manchar un proceso y explicitarlo comunicándolo públicamente, no ayuda en nada a la construcción de la unidad popular, que es lo que todos queremos”, lamentó. El diputado de En Marea y portavoz nacional de Anova, Antón Sánchez, se sumó a las críticas porque la dirección del partido mantenga “bloqueadas” las primarias para renovar sus órganos de manera “misteriosa”, ya que entiende que “no está justificado” que las votaciones sigan en el aire. 
En su opinión,  “ya” se dan las “condiciones” para reiniciar un proceso que se encuentra suspendido desde el 1 de diciembre. A última hora de este jueves, la coordinadora de En Marea anunció la convocatoria del Consello das Mareas, máximo órgano político de la organización, para abordar hoy “una serie de soluciones técnicas” orientadas a “incrementar las garantías” en las votaciones y “cumplir” los “requisitos apuntados en su día por la Comisión de ética y garantías”.
En medio de la polémica,  Manuel Nogueira, miembro de la Comisión de Garantías de En Marea y alineado con el sector crítico con la dirección, acusó a la coordinadora de “robar” las primarias. Así se manifestó a las puertas del local del partido, ya que la coordinadora no le permitió hacerlo en el interior. Fuentes de la dirección defendieron que no autorizaron la utilización de la sede porque no se trataba de un acto de un órgano de la organización. l

Noriega critica la “poca querencia” de la dirección del partido por las mareas municipales