La preocupación de los ciudadanos por la corrupción sube veinte puntos y bate un récord histórico

12 abril 2013 página 29 / 11 junio 2013 página 29 MADRID, 22/03/2013.- El extesorero del PP Luis Bárcenas a la salida de la Audiencia Nacional donde ha declarado hoy ante el juez Pablo Ruz por la supuesta contabilidad B en la formaci&

La preocupación de los españoles por la corrupción subió más de veinte puntos en noviembre y batió su récord histórico, al ser citada por un 63,9 por ciento de los encuestados por el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) frente al 42,3 de octubre, aunque sigue siendo el segundo problema tras el paro.
La encuesta se realizó entre el 4 y el 12 de noviembre, apenas unos días después de que estallara la operación “Púnica”, con más de una treintena de detenidos, entre ellos varios alcaldes y cargos públicos como Francisco Granados, y en pleno apogeo mediático de la polémica por los viajes del presidente extremeño, José Antonio Monago, o del tercer grado concedido a Jaume Matas.
Sin embargo, aún no se había producido la comparecencia del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, en el Congreso para explicar sus medidas contra la corrupción.
La avalancha de escándalos conocidos en las fechas en las que se realizó el trabajo de campo del CIS, en las que continuaba también la investigación del caso “Pujol” y se seguían conociendo detalles del uso de las tarjetas opacas, puede haber impulsado este incremento tan agudo de la preocupación de los ciudadanos por la corrupción, del que no hay precedentes.
El anterior récord histórico se mantenía desde marzo de 2013, cuando alcanzó un 44,5 por ciento, en pleno caso de los papeles de Bárcenas.
De cualquier forma, el principal problema para los españoles continúa siendo el paro, citado por un 77 por ciento frente al 76 de octubre, un punto más que en la anterior encuesta.
En tercer lugar, y tras la corrupción, se sitúan los problemas de índole económica, que mencionan el 25,5 por ciento –27 en octubre– y en cuarto puesto aparecen “los políticos y los partidos” con un 23,3 por ciento, porcentaje prácticamente idéntico al de octubre.
“Los problemas de índole social”, que pasan de ser mencionados por un 7,8 por ciento de los españoles en octubre a un 8,9 en noviembre, son el número cinco de un ránking de preocupaciones en el que la sanidad, con un 8,6 por ciento, baja tres puntos en un mes.
La educación, con un 7,7 por ciento, y los recortes, con un 4,1 por ciento, cierran la lista del barómetro de noviembre, que además refleja un aumento de la desconfianza respecto a la situación política.
Así, aumentó en siete puntos desde octubre el porcentaje de españoles que dice que la actual situación política es “mala” o “muy mala” –un 87,8 por ciento de los encuestados–. Solo un 1,2 piensa que la situación es “buena” o “muy buena” –2,1 en octubre– y un 9,4 que es “regular” frente al 14,4 de la encuesta anterior.
Con la vista puesta en el futuro, sin embargo, aumentan los ciudadanos que creen que la situación mejorará en un año, que pasan del 11,6 de octubre al 16,4 de noviembre, aunque siguen siendo más lo que opinan que estará “peor”, un 28,6 por ciento –27,3 en octubre– y bajan los que consideran que seguirá “igual”, del 48,1 al 41,1 en noviembre. Preguntados por la situación económica, también se incrementa el número de quienes opinan que es “mala o muy mala”, del 82,2 al 85,8 por ciento; y bajan los que dicen que es regular –13,1– y los que aseguran que es “buena” o “muy buena”, que ahora son un 0,8 frente al 1,3 de octubre.
En este caso, hay pocas variaciones respecto a octubre cuando los ciudadanos se pronuncian sobre el futuro de la situación económica. Un 24,3 sostiene que empeorará en un año, mientras un 45,6 afirma que seguirá “igual” y un 19 por ciento es más optimista y cree que mejorará. n

La preocupación de los ciudadanos por la corrupción sube veinte puntos y bate un récord histórico

Te puede interesar