“El elenco es un equipo dispuesto a jugar la pelota encima del escenario”

|

Juanjo Artero fue Javi encima de una bicicleta en “Verano azul”, después se convirtió en un Charlie con pistola en “El Comisario” y hoy compagina su papel de Víctor Reyes con el de Rafael, “El hijo de la novia”, en la adaptación que Pentación Espectáculos trae a las 20.30 horas al teatro Colón. El intérprete señala que da gusto enfrentarse a un texto tan bonito y un montaje que funciona a golpe de grandes nombres sobre las tablas. 
Prueba de que funciona es “que está llenando las salas”. Para ver a una persona que por ser generoso y encerrarse en su familia y trabajo, “se vuelve egoísta”. Y es su propio cuerpo el que le da un toque: “A veces con una enfermedad o un infarto te das cuenta de lo efímera que es la vida y la importancia que tienen las cosas”. 
En el otro lado de la balanza, se coloca el padre, “un hombre enamorado y positivo”, interpretado por Álvaro de Luna, que en su tiempo fue el “estudiante”, en “Curro Jiménez”, “otra serie emblemática”, y en la palestra se dan la mano dos rostros que barrieron las tardes de muchos hogares, y que se unen a los de Tina Sainz, Mikel Laskurain y Dorleta Urretabizkaia. Desde hace año y medio, “el elenco es un equipo dispuesto a jugar la pelota encima del escenario”, dice Artero: “Tenemos una relación muy bonita y eso se nota”. En cuanto a la versión cinematográfica, el actor afirma que ni lo pensó porque el teatro es distinto: “Somos nosotros los que llevamos a los espectadores a los lugares”. Para Artero, lo importante es pasar de largo ante posibles complejos. 
Por eso, él es él y nadie más en el papel de Rafael: “Tirando adelante con la función”. En este aspecto, los propios guionistas de la película alabaron la versión teatral. Quizás tenga que ver el hecho de que el sentido de humor está presente en la historia, da igual el formato que tenga, para vitaminar el drama. 
Esto hace que “el espectador se parte de risa y llora a la vez. Como la vida misma”. Y al final, todos los que ocupan las butacas son hijos, padres o abuelos y “conocen lo que es la vida”. 
Entre tanto, Artero continúa alimentando su trayectoria de nuevos proyectos, que pasan por un monólogo “El milagro de la tierra”, algo que llevaba buscando desde hace tiempo, y los nuevos capítulos de “Amar es para siempre”, que se comenzarán a emitir el martes que viene y donde es Víctor Reyes, un nombre que se suma a los de Javi y Charlie. 
Artero explica que “dependiendo de la generación, soy uno u otro. Si te conocen y conocen tu trabajo, se nota. El tiempo hace que todo sea más fácil”.

“El elenco es un equipo dispuesto a jugar la pelota encima del escenario”