Rusia y Estados Unidos ultiman un acuerdo de alto el fuego en Siria

Syria Democratic Forces fighters carry their weapons in a village on the outskirts of al-Shadadi town, Hasaka countryside, Syria February 19, 2016. REUTERS/Rodi Said
|

Rusia y Estados Unidos habrían llegado a un acuerdo de alto fuego para Siria, según informó una fuente de la delegación de la oposición que se encuentra en Ginebra para negociar.
“El documento sobre el cese de las hostilidades está listo. Rusia y Estados Unidos han llegado a un acuerdo. Aún falta acordarlo a alto nivel”, explicó la fuente. El alto el fuego entraría en vigor una semana después de su aprobación, especifica la propuesta.
El documento acordado no incluiría al Estado Islámico (EI) ni al Frente al Nusra, filial de Al Qaeda en Siria. “El Estado Islámico y el Frente al Nusra han quedado excluidos del documento”, indicó la fuente. 
Ayer mismo la oposición había propuesto un cese de las hostilidades de entre dos y tres semanas condicionado a que Rusia detuviera los bombardeos. El cese de hostilidades sería renovable indefinidamente e igualmente excluiría al EI.
Por otra parte, una representante de la oposición, Randa Kassis, adelantó que las conversaciones entre el Gobierno y los grupos rivales se reanudarán el próximo jueves en la ciudad suiza de Montreux, y no en Ginebra como hasta ahora. “El comité que organiza las conversaciones me ha confirmado que la fecha del 25 de febrero se mantiene y que está ya todo listo para que las delegaciones viajen a la ciudad suiza de Montreux”, indicó Kassis, presidente del Movimiento de la Sociedad Pluralista de Siria. Anteriormente, Kassis había revelado que en las consultas estarían presentes tanto la delegación de grupos moderados que habían celebrado reuniones en Moscú y El Cairo, como la formada en la conferencia de Riad.
Las negociaciones en Ginebra entre el Gobierno de Siria y los representantes de la oposición comenzaron el pasado 29 de enero, pero el 3 de febrero el enviado especial de la ONU para Siria, Staffan de Mistura, anunció su suspensión provisional.  
Por su parte, los máximos responsables diplomáticos de Estados Unidos y Rusia, John Kerry y Sergei Lavrov, coincidieron ayer en que la cooperación militar entre sus dos países será imprescindible para garantizar un alto el fuego en Siria.
Tanto Kerry como Lavrov discutieron todas las condiciones que actualmente se barajan para poner fin al alto el fuego excepto la definición y aplicación de “lucha contra el terrorismo”, dado que esta denominación, habitualmente empleada por Damasco, suele abarcar a lo que Estados Unidos llama “oposición legítima” contra el presidente sirio, Bashar al Asad.
Por otro lado, Lavrov advirtió en repetidas ocasiones a lo largo de la conversación de que los bombardeos que está llevando a cabo Turquía en la frontera con Siria “suponen una violación de la integridad terrorial” proclamada por Al Asad, aliado ruso.

Rusia y Estados Unidos ultiman un acuerdo de alto el fuego en Siria