Un fuego en una parrillada obliga a los bomberos a actuar en dos ocasiones

Copia de El Ideal Gallego-2014-04-14-004-5cc2e41f
|

Un persistente incendio en una parrillada situada en el número 27 de la calle de Los Olmos obligó a actuar a los bomberos en dos ocasiones. La primera, pasadas las ocho de la tarde, cuando una llamada les informaba de que se había declarado un incendio en la rúa Nova y otra, poco después, en Los Olmos.
Las dos calles hacen esquina, pero como las informaciones iniciales hacían dudar de si se trataba o no de la misma emergencia, decidieron enviar dos dotaciones que acabaron convergiendo en el lugar de los hechos. Sin embargo, para entonces, el fuego ya había sido extinguido.

campana extractora
El incendio se había originado en la propia parrilla. Una llamarada había saltado del fuego y alcanzado la grasa acumulada en la campana extractora, lo que generó una humareda. El propio dueño pudo acabar con las llamas con la ayuda de un extintor.
Pero, dos horas después, la grasa volvía a entrar en combustión. Esta vez los bomberos subieron hasta el tejado para refrescar con agua todo el conductor de ventilación y evitar más sustos.

Un fuego en una parrillada obliga a los bomberos a actuar en dos ocasiones