El primer día de tregua en Siria transcurre con algunos ataques puntuales

A boy looks on while residents inspect a damaged building in the rebel held besieged city of Douma, a suburb of Damascus, Syria February 27, 2016. REUTERS/Bassam Khabieh
|

Tanto las fuerzas progubernamentales como las milicias rebeldes están respetando el alto el fuego pactado por Estados Unidos y Rusia y que entró en vigor la medianoche de ayer, abriendo un resquicio a la esperanza de que la ayuda humanitaria llegue a cualquier lugar del país en que sea necesaria.
“En Damasco y su provincia por primera vez en años hay calma”, destacó el director del Observatorio Sirio para los Derechos Humanos, Rami Abdulrahman. “Calma en Latakia, y en la base aérea de Hmeimim no hay actividad de aviones”, añadió, en referencia a la base desde la que operan los aviones militares rusos.
Por su parte, los rebeldes denunciaron incumplimientos puntuales por parte de las fuerzas asadistas e incluso un comandante de los insurgentes advirtió de que si no se investigan, estos incidentes podrían provocar el fin de la tregua.
En concreto, la Primera División Costera del Ejército Libre Sirio denunció un ataque de helicópteros del Gobierno en la provincia de Latakia en el que fueron lanzadas hasta ocho bombas de barril a primera hora de la tarde de ayer. 
Otro grupo rebelde informó de tres víctimas mortales al repeler un ataque de las fuerzas gubernamentales en el noroeste del país.
El Observatorio Sirio para los Derechos Humanos confirmó por otra parte el lanzamiento de hasta cinco bombas de barril en Najiya, provincia de Idlib, una localidad controlada por varios grupos insurgentes entre los que figura el Frente al Nusra.
Mientras, los medios de comunicación afines al Gobierno informaron de un ataque con cohetes cerca de Damasco y varios ataques perpetrados por el Estado Islámico, aunque en general el nivel de violencia se haya reducido drásticamente. Buzaina Shaaban, asesora del presidente sirio, Bashar al Asad, confirmó ayer a la diplomacia rusa que el Gobierno está dispuesto a mantener el compromiso de alto el fuego.
Mientras, Rusia anunció que durante la primera jornada de alto el fuego suspendería todas las operaciones aéreas para evitar ataques erróneos.

El primer día de tregua en Siria transcurre con algunos ataques puntuales