El mal tiempo en Madrid ocasiona retrasos de más de una hora en los vuelos a la capital

|

El Ideal Gallego-2011-05-31-009-417f37e4c.r. > a coruña
  Todos los pasajeros que ayer partieron rumbo a Madrid desde el aeropuerto de Alvedro sufrieron un retraso en sus vuelos. Aunque los rumores apuntaban a una huelga encubierta de pilotos e incluso de controladores aéreos como la causa de lo ocurrido, finalmente se confirmó que fue el mal tiempo en la capital, y así lo defienden AENA y las aerolíneas, lo que ocasionó demoras de hasta hora y media en las salidas desde Culleredo.
Los problemas comenzaron ya a primera hora de la mañana con el avión de Spanair, que debía partir rumbo a Madrid a las 08.50 horas, pero que no despegó hasta las 09.39. Lo mismo le sucedió a la primera conexión de Iberia, que salió a las 10.30, una hora después de lo previsto. Aunque en ese momento el tiempo en A Coruña era lluvioso y la niebla cubría la ciudad no fue eso lo que atrasó la salida de aviones sino las fuertes tormentas en el centro de España, que suponen uno de los mayores problemas para la aviación. Prueba de que esta fue la causa real de los retrasos es que otros vuelos como el Spanair que conectaba con Barcelona o el de Iberia, con Bilbao salieron en el horario previsto a las 09.20 y a las 10.15, respectivamente.
Desde las 09.00 horas AENA restringió a 40 los aterrizajes permitidos por hora en Barajas ya que por seguridad se necesitaban espaciar los aviones, lo que originó retrasos de treinta minutos y  afectó a otras ciudades por el funcionamiento en cadena. En condiciones normales, se pueden efectuar hasta 48 aterrizajes en 60 minutos.
En A Coruña la mayor espera hasta el cierre de esta edición se produjo en el viaje de Iberia previsto para las 13.30, que partió hasta las 14.50 horas. De hecho, las salidas de la tarde se fueron regularizando y las demoras pasaron a ser de 35 a 10, minutos en algunos casos.
El resto de conexiones con otros puntos de la península e incluso con Europa prácticamente no resultaron afectadas y solo registraron los retrasos habituales, como en el caso del avión de Vueling que despegó 20 minutos después de lo previsto hacia Barcelona.
En cuanto a las llegadas, el máximo retraso en Alvedro fue de unos 38 minutos. El avión atrasado fue el Spanair que tenía previsto aterrizar en A Coruña procedente de Madrid a las 15.20. Una demora similar sufrió el vuelo de Iberia, con el mismo origen, que llegó a las 13.27 horas.
Según ha podido saber este periódico, la situación en Barajas ayer era muy complicada, con esperas de unos 60 minutos en muchos vuelos. Además, según ha informado la dirección del aeródromo madrileño a la agencia EFE, los retrasos se podrían mantener hasta el miércoles debido a la acumulación de tormentas, que comenzaban en los alrededores de la capital el pasado jueves.

El mal tiempo en Madrid ocasiona retrasos de más de una hora en los vuelos a la capital