Villares rechaza adelantar los plazos para renovar el Consello das Mareas

El portavoz de En Marea, Luís Villares | archivo ec
|

El portavoz de En Marea, Luís Villares, rechaza un adelanto de los plazos previstos para llevar a cabo la renovación del Consello y ratificó que el proceso se iniciará a partir de “principios de septiembre” ya que, insiste, “es lo que dicen los estatutos”.
En una entrevista concedida ayer a la Radio Galega, el líder de la formación rupturista respondió así a los críticos de la dirección, que buscan adelantar los plazos para llevar a cabo una renovación “inmediata” del Consello das Mareas, incluso a través de “revocatorio” de ser necesario.
En esta línea, la coordinadora de Compostela Aberta –formación que lidera el alcalde de Santiago, Martiño Noriega– se lamenta que estatutariamente la renovación tendría que hacerse a finales de enero de 2019, “a solo cuatro meses” de unas elecciones municipales, en una proximidad temporal que “no parece la más adecuada”. Sin embargo, Villares reafirmó que todo ello se iniciará a principios de septiembre “y a partir de ahí se comenzará el nuevo proceso participativo que les devolverá al plenario y a las nuevas elecciones” de 2019. “Los estatutos son los que marcan nuestro camino”, sentenció el actual portavoz.
Sin embargo, los debates en el seno de En Marea son, para Villares, enriquecedores, y apeló a todas las fuerzas incluidas en el proyecto que “aprovechen los espacios públicos” desde los cargos que ostentan: “Aquellos que tienen responsabilidades de gobierno, que expliquen que en los lugares donde gobernamos se vive mejor”.  Preguntado sobre si estas diferencias internas suponen alguna dificultad para la configuración de candidaturas para las municipales, Villares proclamó que para 2019 mantendrán “un número muy elevado de candidaturas” para que “la gente pueda votar a En Marea con el nombre que decidan en cada sitio”.
“Siempre pensamos que cada uno tiene soberanía política para decidir su propio discurso y para decidir su propio nombre”, declaró, al tiempo que expuso que los principios de estas candidaturas serán “más democracia, más justicia social y, por supuesto, freno absoluto a la corrupción aún instalada en los ayuntamientos en los que gobierna el PP”. Constituirse como una “alternativa” a los gobiernos populares es una de las consignas más repetidas por Villares, ya que, según sus palabras, el PP en las instituciones es “un problema enorme” que hizo que se constituyese el proyecto En Marea para las elecciones autonómicas hace dos años.
Para Villares, diversos sucesos de este verano “demuestran que esta alternativa es más que necesaria”. En este ámbito, recodó la muerte de un hombre en el PAC de A Estrada (Pontevedra) a principios de agosto sin ser atendido por un médico o que, según sus cifras, el 25 por ciento de la población que trabaja “no llega a fin de mes”. l

Villares rechaza adelantar los plazos para renovar el Consello das Mareas