Almuíña está dispuesto a “hacer las modificaciones necesarias” en el nuevo hospital de Vigo

El Ideal Gallego-2015-11-03-027-ca143165_1
|

El conselleiro de Sanidade, Jesús Vázquez Almuíña, se mostró dispuesto a introducir cambios en el nuevo hospital de Vigo, en relación con la tensión con los colectivos que denuncian deficiencias en el complejo. “Estamos abiertos a hacer las modificaciones necesarias”, afirmó.
En una entrevista en la Cadena Ser, Almuíña destacó que se trata de una superficie de 190.000 metros cuadrados en los que puede faltar “algún enchufe, una toma de datos o una mampara”, por lo que consideró normales esas deficiencias en un proyecto de tal envergadura.
Así, emplazó a recordar cómo eran las instalaciones, por ejemplo, del servicio de urgencias en el hospital Xeral y cómo son las actuales, para a continuación admitir que está pendiente “dotar de alma y vida al nuevo edificio, porque se está en fase de adaptación”.

fórmula de financiación
El conselleiro defendió el carácter público de la asistencia sanitaria que se presta en el nuevo hospital. Sobre la construcción, justificó la fórmula de financiación, al argumentar que la han puesto en marcha otras comunidades “de diferentes signos políticos”.
El nuevo titular de la sanidad gallega comparó los cuatro años que ha costado levantar el hospital vigués con los doce que duró otro proyecto, el de Lugo.
Al respecto, comprometió para el año que viene la dotación de los servicios de radioterapia y medicina nuclear para el centro sanitario lucense, donde “esta próxima semana se iniciará la fase de pruebas del acelerador lineal para que esté funcionando a principios de 2016”.
Sobre su antecesora en el cargo, Rocío Mosquera, Vázquez Almuíña destacó su capacidad de gestión en una época muy difícil, en la que hizo frente a “grandes proyectos y eso –reconoció– desgasta”.
En ese contexto, explicó que él llega para “tratar de resolver problemas, porque lo importante es dejar trabajar a los profesionales para que los pacientes tengan el servicio de calidad”.
Con respecto a las áreas de gestión clínica, asumió que el momento no es “el ideal” para seguir adelante, y dijo que “la idea es muy buena pero, por los problemas que hubo, no es el momento y hay que dejarla reposar y tratar de que se lleve adelante en un momento más favorable”.

Almuíña está dispuesto a “hacer las modificaciones necesarias” en el nuevo hospital de Vigo