La OMS pide evitar las grandes reuniones en las fiestas navideñas y Sanidad, las aglomeraciones

Ambiente de compras prenavideñas en el centro de Barcelona | enric fontcuberta
|

La secretaria de Estado de Sanidad, Silvia Calzón, apeló ayer a la responsabilidad y al sentido común para evitar aglomeraciones de gente en las calles en estas fechas cercanas a Navidad, como ocurrió este fin de semana en el centro de algunas ciudades como Madrid, mientras la OMS pidió evitar las grandes reuniones familiares en las fiestas navideñas.

En rueda de prensa, Calzón, que compareció en lugar del director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias (Ccaes), Fernando Simón, respondió de esta manera al ser preguntada por las aglomeraciones que se produjeron este fin de semana en el centro de Madrid y en otras ciudades españolas 
Por ello, recordó la necesidad de respetar la distancia y otras medidas como el uso de las mascarillas o la higiene de manos. 

Asimismo, hizo un llamamiento “al consumo responsable” y “como no” a la aplicación del sentido común de forma que se eviten situaciones de aglomeración de personas, al tiempo que apeló a la responsabilidad de todos porque no hay que olvidar “lo que ha costado bajar la curva” de contagios de coronavirus. 
Por eso, una vez más destacó que serán unas navidades diferentes, en las que no hay que exponerse a riesgos innecesarios. 

Por su parte, el alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, y la vicealcaldesa de la capital, Begoña Villacís, mostraron ayer sus diferencias ante las aglomeraciones que se produjeroneste fin de semana en el centro de Madrid, el primer fin de semana de alumbrado navideño. 

Almeida (PP) defendió que el dispositivo de seguridad del distrito de Centro “funcionó” durante el fin de semana, “aunque las imágenes de aglomeraciones siempre llaman al atención”, y afirmó que no va a pedir que la gente no vaya al centro, sino que se tenga precaución en “toda actividad”. 

Sin embargo, Villacís, de la formación naranja, mostró su preocupación ante las aglomeraciones y  pidió a los ciudadanos dque tengan “mucho más cuidado”. 

Recomendación de la OMS
Por otro lado, la Organización Mundial de la Salud (OMS) pidió ayer, ante la proximidad de las Navidades y otras fiestas, que se eviten las grandes reuniones familiares y los festejos en lugares concurridos, con el fin de reducir la propagación del virus. 

“Es recomendable celebrar en casa, evitar reuniones con gente de fuera de ella, y si hay encuentros, preferiblemente deben ser en el exterior, con distanciamiento físico y llevando mascarilla”, aconsejó en rueda de prensa el director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus. 

“Todos tenemos que preguntarnos si en estas circunstancias es preciso viajar, si es realmente necesario, pues este es el momento de quedarse en casa y seguro”, afirmó el director. 

De esta forma, advirtió que “lo ganado puede perderse fácilmente” y señaló que “no es momento de complacencia, especialmente ahora que se acercan las vacaciones en muchos países”. 

“La pandemia cambiará la forma en que celebremos (las fiestas), pero no significa que no podamos hacerlo”, subrayó. 

Propuestas de las regiones 
Por su parte, el secretario de Salud Pública de Cataluña, Josep Maria Argimon, señaló que l as cenas de Navidad en la comunidad podrán ser de diez personas y el Departamento de Salud decidirá pronto si los menores de 14 años cuentan igual que los adultos en este cómputo. 

Asimismo, Cataluña acelerará en los próximos quince días cribados masivos en Barcelona ciudad y otras 18 poblaciones catalanas, con la mirada puesta en las cifras de la pandemia y en cómo conseguir que las fiestas navideñas no se conviertan en el inicio de una posible tercera ola del Covid-19. 

No obstante, la Junta de Castilla y León avanzó su negativa al planteamiento realizado por otras autonomías en la reuniones para establecer criterios comunes de cara a la Navidad de que los niños no cuenten y mantiene su propuesta de que los encuentros se acoten a seis personas “por prudencia”.

Por otro lado, Euskadi propone que en las próximas Navidades se levante el confinamiento perimetral de municipios y comunidades, autorizar agrupaciones máximas de 10 personas los días de celebraciones y ampliar la movilidad nocturna el 24 y el 31 de diciembre hasta la una de la madrugada.

Mientras, Andalucía baraja “flexibilizar horarios” de actividades comerciales, y “abrir  perímetros dentro de las provincias” durante esas fechas.

En otra línea, el presidente de Aragón, Javier Lambán, opinó ayer que parecería “poco prudente” abrir las estaciones de esquí antes de la fiesta de Reyes, el 6 de enero.

La OMS pide evitar las grandes reuniones en las fiestas navideñas y Sanidad, las aglomeraciones