El perjuicio que el Covid-19 puede causar en la investigación científica

14
|

A la lista de daños que la pandemia del Covid-19 ha provocado en los últimos meses puede añadirse el de los recortes en investigación para todo aquello que no tenga que ver con este virus.

El investigador coruñés Antón Vila Sanjurjo advierte de que “es necesario” permitir a su gremio la vuelta a los laboratorios y llama la atención sobre la incidencia de “otras muchas enfermedades aparte del Covid, que también hay que investigar”. “No caigamos en el error de que todo el dinero vaya para estudiar este virus”, dice.

“En tiempos de Covid, los cánceres y el resto de enfermedades siguen su curso y los científicos seguimos trabajando”, apunta el profesor, quien añade que en su profesión están “más que acostumbrados” a llevar mascarillas y todo tipo de equipos de protección, por lo que no sería incómodo para ellos volver al trabajo.

Respecto al hallazgo de una vacuna contra el coronavirus, Vila apunta que “el desarrollo de un producto médico requiere mucho tiempo y eso es, precisamente, para proteger a la población”, por lo que cree que el remedio contra esta enfermedad “tardará en llegar más de lo que nos gustaría a todos”.

En el lado positivo, el científico coruñés señala que “nunca la virología avanzó a estas velocidades”. “No se tardó casi nada en tener los genomas y la estructura de proteínas del virus, hay mucho hecho en poco tiempo”, comenta.

Dos nuevos artículos

El profesor coruñés, que ha desarrollado parte de su carrera en Estados Unidos, acaba de publicar dos artículos científicos sobre el cáncer y el dengue. El primero se ha hecho en colaboración con oncólogos alemanes y demuestra la influencia de las variaciones del genoma mitocondrial –y su afección al mitoribosoma– a la hora de desarrollar tumores, especialmente en el caso del linfoma de Hodkin.

El segundo artículo versa sobre el virus del dengue y Vila Sanjurjo lo ha elaborado con Mariana Leguía, de la Universidad Católica de Perú. “El dengue afecta, más o menos, al 40 o 50% de la población mundial y el año pasado hubo los primeros contagios en España, algo que puede estar relacionado con el cambio climático y con el hecho de que el mosquito que lo transmite pueda reproducirse en climas más fríos y no los tropicales que suele necesitar”, explica Vila.

Esta publicación, que ya tiene en marcha una segunda parte, versa sobre la utilización del perfilamiento ribosómico para tratar el virus. El investigador llama a continuar invirtiendo en ciencia: “No se puede buscar el cortoplacismo, en España nos ponen palos en las ruedas a los investigadores pero para descubrir curas a enfermedades, la ciencia tiene que avanzar”.

El perjuicio que el Covid-19 puede causar en la investigación científica