Detenidas otras dos personas por la muerte del joven soldado en Londres

Unas personas lloran en el lugar el crimen EFE/Facundo Arrizabalaga
|

Cuatro personas, incluidas los dos supuestos agresores, han sido detenidas en relación con el asesinato el pasado miércoles de un soldado en plena calle en Londres, según informó ayer Scotland Yard.
Además de los dos atacantes, que se encuentran hospitalizados y fueron detenidos el miércoles, ayer fueron arrestados un hombre y una mujer, ambos de 29 años, según la Policía Metropolitana de Londres.
Los dos nuevos detenidos, cuya identidad no fue facilitada, estaban siendo interrogados en una comisaría al sur de la capital británica como sospechosos de conspirar para cometer un asesinato, informó Scotland Yard en un comunicado.
Por su parte, los agresores, de 22 y 28 años, también fueron arrestados y se encuentran ingresados en distintos hospitales en condición estable, sin que corra riesgo su vida.
Se trata de dos supuestos islamistas radicales, al parecer de nacionalidad británica, que anteayer mataron a machetazos en el barrio de Woolwich, en sur de Londres, al militar Lee Rigby, de 25 años.
Los dos atacantes fueron heridos y detenidos poco después de la agresión por agentes de policía mientras que los arrestos de ayer fueron  llevados a cabo por el Comando Antiterrorista de la Policía Metropolitana.
Los dos agresores justificaron el ataque al militar en nombre del Islam y tras asesinarle hablaron con varios viandantes y relataron lo que acababan de hacer.
En un vídeo grabado por un transeúnte, emitido por el canal ITV, puede verse a uno de los sospechosos hablando sin ocultarse de la cámara, mostrando en sus manos ensangrentadas un machete y un cuchillo.
El hombre, de raza negra y acento británico, grita que “la única razón por la que hemos hecho esto es porque hay musulmanes muriendo cada día” y que “este soldado británico es ojo por ojo y diente por diente”.
Por su parte, primer ministro del Reino Unido, David Cameron, instó ayer a la calma y a mantener la cohesión social frente al asesinato del soldado

traición  
Tras reunirse con los servicios de seguridad, el jefe del Gobierno subrayó que el crimen, perpetrado según los atacantes en nombre de Alá, es “una traición al Islam” y dijo que “la mejor manera de combatir el terrorismo es mantener la normalidad”.
Cameron se esforzó por mantener un sentimiento de unidad nacional cuando ya se han registrado ataques a dos mezquitas en Inglaterra y una manifestación del grupo de extrema derecha English Defense League en contra de los musulmanes.
“Quienes cometieron esto intentaron dividirnos. Pero deben saber que algo así solo nos unirá y nos hará más fuertes”, insistió el “premier”, quien recordó que las organizaciones islámicas han condenado el asesinato.
Afirmó que “nada en el Islam justifica” el asesinato y aseguró que el Reino Unido mostrará “resolución contra el terrorismo y el extremismo”, y destacó que todas las comunidades del país “comparten” esa misma visión

Detenidas otras dos personas por la muerte del joven soldado en Londres