Arteixo muestra su preocupación por el posible ERE en Ferroatlántica

Vista de la empresa ubicada en el polígono de Sabón | quintana
|

El Ayuntamiento de Arteixo mostraba ayer su preocupación por el expediente de regulación de empleo (ERE) que la fábrica de Ferroatlántica de Sabón planea llevar a cabo, después de los resultados de la subasta de interrumpibilidad de energía.
La factoría, del grupo Ferroglobe, ha visto reducida su retribución en esta puja y ha recibido un bloque de 40 megavatios, la mitad que años anteriores, indicaba ayer el alcalde, Carlos Calvelo, quien ofreció apoyo institucional a los trabajadores, aunque señaló que se trata de una medida “temporal”. 
“Varios trabajadores me han explicado que la próxima semana los van a reunir para hablar de este tema y de sus condiciones. Nosotros, igual que con el caso de Alcoa, hacemos de nuevo una defensa de la industria en el área metropolitana y de mantener los puestos de trabajo de calidad que existen en Arteixo”, dijo Calvelo.
Garantizar la competitividad 
El Gobierno arteixán indica que en esta última subasta había una reducida cantidad de bloques habilitados por el Gobierno. El regidor local manifestó que le había parecido “contradictorio” el reparto y que es preciso garantizar la competitividad de una empresa “de calidad” del municipio. “Me consta que esta fábrica está muy bien valorada dentro del grupo”, apuntó.
Así, se espera que los detalles del ERE se presenten mañana en un encuentro con la plantilla, aunque no está confirmado el número de trabajadores a los que podría afectar. Por otra parte, también se desconoce si el expediente afectará a la factoría que Ferroatlántica posee en Cee.
Además, la firma anunció hace unas semanas que se dividiría en cuatro nuevas empresas. Segregará la actividad de Arteixo –que pasará a integrar la empresa Ferroatlántica de Sabón– y la de la centenaria planta de Boo (Cantabria) –que constituirá la empresa Ferroatlántica de Boo–. Además, las tareas de administración, servicios jurídicos y servicios comerciales pasan a conformar Grupo Ferroatlántica de Servicios, mientras que la parte financiera corresponde a Ferroatlántica Participaciones.
Anteriormente, la compañía ya había trasladado a Puertollano (Ciudad Real) las obras de la planta de silicio solar que había previsto construir en el polígono arteixán, que supondría la creación de 99 puestos de trabajo. l

Arteixo muestra su preocupación por el posible ERE en Ferroatlántica