Condenado por propinarle puñetazos y patadas en la cabeza a su oponente durante una pelea

|

redacción > a coruña
  Una pena de 17 meses de reclusión más 9.300 euros de multa deberá asumir uno de los implicados en una pelea que se registró de madrugada, en marzo de 2007, en las inmediaciones de una discoteca de la zona de Riazor. Ha sido inculpado de un delito de lesiones graves, por los cuatro puñetazos y otras tantas patadas que su rival recibió en la cara y la cabeza, y por las que tuvo que ser hospitalizado cerca de una semana, a causa del traumatismo facial que sufría y la fractura de los huesos nasales.
Según se describe en la sentencia del juzgado de penal número 2, la disputa entre los dos hombres llevados a juicio se había iniciado dentro de local nocturno, y ya allí habían intercambiado golpes. Pero el incidente más grave tuvo lugar veinte minutos después, ya fuera del establecimiento, cuando el principal acusado comenzó a golpear a su oponente en la cara. Como se hace notar en el dictamen, cuando el herido se encontraba ya inerte en el suelo, el agresor todavía le lanzó una última patada dirigida a la cabeza.
Consecuencia de todos los golpes, el perjudicado sufrió lesiones de las que tardó 46 días en reponerse, y que le han dejado varias manchas pigmentadas en los párpados inferiores y otras zonas.
Por su parte, el acusado también recibió algún golpe de menor entidad, por el que su rival ha sido condenado a pagar una multa.

Condenado por propinarle puñetazos y patadas en la cabeza a su oponente durante una pelea