El Ayuntamiento adelanta las becas comedor para evitar nuevos retrasos

La Concejalía de Servicios Sociales es la que se encarga de tramitar estas ayudas | quintana
|

El Ayuntamiento aprobará hoy en junta de gobierno la convocatoria de becas comedor para el próximo curso escolar de manera que se eviten los problemas que hubo al inicio del actual.

El Gobierno local se topó el año pasado con una convocatoria tardía y la falta de personal suficiente, motivos que unidos a una tramitación complicada provocaron retrasos en la concesión de estas ayudas municipales.

En esta ocasión el actual grupo de gobierno ya asumió el proceso desde el primer momento y se comprometió a, una vez que se aprobase el presupuesto como sucedió en febrero, lanzar la convocatoria dentro del primer trimestre del año para poder agilizar el estudio de las solicitudes y que no se repita lo sucedido el curso pasado, cuando había peticiones pendientes de resolver con las clases ya iniciadas. Además, también hubo críticas por el incremento en el número de solicitudes rechazadas, por lo que ahora se mejora la tramitación.


3.600 euros
es el importe de la deducción por alquiler o hipoteca, que antes estaba situado en  3.000 euros

Entre las novedades de este año figura el incremento de la renta per cápita de los usuarios de este servicio de 6.000 a 7.000 euros y también se incrementa de 3.000 a 3.600 euros el importe de la deducción por tener un alquiler o hipoteca.

Además, se amplía la cobertura de la ayuda a períodos vacacionales para los menores que sean beneficiarios y cuenten con un informe técnico de los equipos de atención social que detecten en ellos un riesgo de exclusión social. Los escolares que tengan esta ayuda y que pertenezcan a familias que perciben la Risga o la renta social se equipararán a la puntuación más alta en el nivel de renta.

 

Más cambios

Otra de las modificaciones destacadas de la convocatoria de este año es que los solicitantes serán los propios escolares, por lo que se computarán solo los ingresos de los padres y no los de otros miembros que puedan residir en la vivienda. Así se busca también evitar que posibles deudas afecten a la hora de conceder estas becas, uno de los problemas que ocurrieron el año pasado.

A estos cambios hay que añadirle que también se podrá conceder, por primera vez, becas comedor a mayores de edad, de manera que alumnos repetidores no queden fuera de la convocatoria como sucedía hasta ahora.

A nivel administrativo se tratará de que la redacción de la convocatoria, los impresos de solicitud y los anexos sean lo más sencillos posible para que las personas solicitantes no cometan ningún error a la hora de  cumplimentaren los formularios que pueda suponer su exclusión. También se seguirán los mismos criterios a la hora de aportar la documentación requerida, así como para autorizar al Ayuntamiento a consultar estos datos.

El Ayuntamiento adelanta las becas comedor para evitar nuevos retrasos