El rechazo a la investidura de Díaz forzará una tercera votación el día 14

GRA134 SEVILLA, 08/05/2015.- La candidata socialista a presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, se levanta de su escaño tras la segunda votación para su investidura en la sesión plenaria hoy en el Parlamento and
|

El Parlamento rechazó ayer, por segunda vez en una semana y con el mismo resultado, 62 votos en contra del PP, Podemos, Ciudadanos e IU, frente a 47 a favor del PSOE, la investidura como presidenta de la Junta de la socialista Susana Díaz, que el próximo jueves se someterá a una tercera votación.
El presidente de la Cámara, el socialista Juan Pablo Durán, fijó para el 14 de mayo, a las 11.00 horas, la tercera votación, en la que también se requiere mayoría simple, es decir más síes que noes, lo que se conseguiría con la abstención del PP, que cuenta con 33 diputados, o la de Podemos (15) y Ciudadanos (9).
La nueva convocatoria se celebrará en plena campaña electoral de las municipales, lo que sorprendía a muchos diputados, que ven difícil que las negociaciones, que se encuentran “en punto muerto”, puedan avanzar con este escenario. Al respecto, la reacción de los líderes al término de la votación no fue muy halagüeña, con un cruce de acusaciones entre los grupos de la oposición y el PSOE.
La presidenta en funciones de la Junta, Susana Díaz, tildaba de “surrealista” la situación y afirmaba que “empieza a rozar el ridículo de cuatro fuerzas políticas”, refiriéndose al PP, Podemos, Ciudadanos e IU.
“Están forzando un ‘no’ lideradas, que es lo más irresponsable, por el presidente del Gobierno, que va de adalid de la responsabilidad y de la estabilidad en España, y que se presenta aquí, en el arranque de las municipales, a decir: ‘Este es el camino, bloquear, boicotear y frenar que Andalucía tenga un gobierno para nueve millones de andaluces’”, declaraba la líder socialista. Díaz comparaba la situación que se está viviendo con el 28 de febrero de 1980, cuando la derecha no apoyó el referéndum para la autonomía plena de Andalucía.
El presidente del PP-A, Juanma Moreno, que sentenció que Susana Díaz no está “preparada para el nuevo tiempo”, replicaba ayer que lo que “raya el ridículo” fue el adelanto electoral “por un interés exclusivamente personal”. Tras instarle a que “salga de esa posición absolutamente inmovilista y se siente a negociar, de una vez por todas, con todas y cada una de las fuerzas políticas”, insistía en que no facilitará la investidura si el PSOE no acepta las medidas propuestas por su partido, de las que decía que son “concretas sensatas y equilibradas” y que hay “margen” para negociar.
Sobre la posibilidad de una nueva convocatoria electoral, indicó que “eso depende solo y exclusivamente de la señora Díaz, que será la única responsable si se produjeran unas nuevas elecciones”, aunque aseguró que al PP “no le asustan”.
La secretaria general de Podemos en Andalucía, Teresa Rodríguez, lamentó, por su parte, los “impulsos casi bipolares” de la candidata socialista por hacer “guiños” a su partido y después de “tratar de criminalizar” su posición y dar “una especie de portazo” al diálogo de investidura. “Hoy el Parlamento ha puesto un suspenso a la falta de capacidad de diálogo por parte de quien pretende ser gobierno”, por lo que espera “un cambio de actitud”, decía.
El coordinador y portavoz parlamentario de IU, Antonio Maíllo, descartó la repetición de las elecciones andaluzas y reclamó “humildad” a la presidenta en funciones para que se “arremangue” y “coja directamente el proceso de diálogo, un diálogo que tiene que ser sincero y sin trampas para llegar acuerdos”, declaraba.

El rechazo a la investidura de Díaz forzará una tercera votación el día 14