Las mujeres que padecen cáncer de pulmón demandan más apoyo social y emocional

Copia de El Ideal Gallego-2015-11-17-011-113d3f7e
|

Las mujeres que padecen una dolencia como cáncer de pulmón demandan más apoyo social y emocional. Es una de las conclusiones extraídas en el programa “Círculos”, organizado por la Fundación Jove en colaboración con Icapem (Asociación para la investigación del cáncer de pulmón en mujeres), donde también se ha puesto de manifiesto la necesidad de una atención más personalizada durante el proceso de la enfermedad.
El objetivo de este programa es profundizar en el conocimiento de las necesidades psicosociales de las mujeres con este tipo de enfermedad, así como también de los familiares y personas de su entorno que les acompañan en su tránsito.
El proyecto se desarrolló por primera vez en Galicia, entre octubre de 2014 y junio de este año y es pionero en España.
Diez mujeres afectadas por esta enfermedad y sus familias participaron en el proyecto, seleccionadas por oncólogos de los siete hospitales públicos gallegos. En febrero comenzaron las sesiones, a través de las cuales se profundizó en el impacto psicosocial que el cáncer de pulmón tiene en las propias mujeres que lo padecen, sus familiares y su entorno social (amigos, compañeros de trabajo, entre otros); cada grupo conforma un “círculo” del que se analizaron tanto las necesidades existentes como los recursos con los que cuentan para afrontar la situación.

preocupaciones
Así, entre las preocupaciones que manifestaron las mujeres participantes en el estudio, destaca el hecho de que se han sentido solas durante el proceso, de ahí la necesidad de conocer y compartir experiencias con otras personas en la misma situación y contar con apoyo emocional.
Por otra parte, entre sus inquietudes estaba el saber quién les va a cuidar, quién va a cuidar a sus hijos o quién les prestará ayuda en el ámbito doméstico. En cuanto al entorno social, las preocupaciones de las pacientes se centran en el estigma social asociado a la enfermedad y la culpabilización por haber fumado, así como por la interrupción de su vida laboral.
Por su parte, los familiares de mujeres con cáncer de pulmón señalaban que es necesario un soporte emocional para familias y cuidadores en la fase de diagnóstico e inciden, al igual que las propias pacientes, en la importancia de compartir la situación con otras familias afectadas.

Las mujeres que padecen cáncer de pulmón demandan más apoyo social y emocional