La Marea recurrirá a la ley si los okupas no dejan la Comandancia

La Comandancia de Obras lleva ocupada desde hace trece meses | javier alborés
|

El Gobierno local aplicará los mecanismos legales que estén en su mano para que los okupas de la Comandancia de Obras abandonen las instalaciones en caso de que no acepten una salida voluntaria.
De esta manera lo expuso el alcalde, Xulio Ferreiro, quien abogó porque esta sea la última vía para poner fin a una ocupación que alcanza los trece meses.
Así, y como se ha defendido desde el Gobierno local en numerosas ocasiones, el regidor confía “en chegar a unha salida dialogada”, por lo que apuesta por “agotar todos os cauces” de esta naturaleza.
Dentro de esta vía, Ferreiro invitó a los miembros del Centro Social Okupado A Insumisa a acudir al encuentro que se celebrará esta tarde en el centro cívico de la Ciudad Vieja.
En este espacio se presentará la propuesta que el Gobierno municipal pretende desarrollar en tres de las naves de la Comandancia una vez que concluyan las obras de rehabilitación que el Ministerio de Fomento tiene adjudicadas, un anuncio que todavía no se ha hecho público.
La Marea plantea destinar cada una de estas naves a usos diferentes. Una a deportes urbanos, otra a formación y talleres, y la última a otras actividades y ensayo, además de acondicionar los espacios al aire libre.

Espacio necesitado
Ferreiro explicó que la ciudad está necesitada de un espacio de estas características y considera que esa es la razón de que se produjese la ocupación. “Creo que iso explica que exista A Insumisa nestes momentos, hai xente que buscaba espazos para facer cousas que non podía facer noutros lugares da cidade”, aseguró.
Según explicó la concejala Claudia Delso en la presentación de la propuesta municipal, las “Naves do Metrosidero” contarán con un modelo de gestión que abarcará diferentes modalidades, incluida la autogestión.
En este sentido y teniendo en cuenta que se trata de un equipamiento que será municipal cuando finalicen las obras, Ferreiro entiende que el espacio se debe abrir “a toda a cidadanía” a través de una fórmula de gestión “que implique aos usuarios pero que teña en conta tamén ao Concello como titular do inmoble e do proxecto”.
Mientras, la concejala de Participación e Innovación Democrática, Claudia Delso, volvió a realizar ayer un llamamiento a que acudan al encuentro de mañana los colectivos y agrupaciones juveniles de la ciudad y el área metropolitana.
Además, la invitación también se hizo “en particular” a las personas que participan en las actividades que se desarrollan en A Insumisa. El objetivo, según la representante del Gobierno local, es “analizar e dialogar” acerca de la propuesta municipal.
Según Claudia Delso, las “Naves do Metrosidero” deben convertirse en “un espazo plural, diverso e inclusivo para a mocidade da Coruña”.

La Marea recurrirá a la ley si los okupas no dejan la Comandancia