Mato y Sepúlveda olvidaron cancelar una cuenta conjunta al separarse

Mato rechaza responder a los periodistas a su llegada al Senado efe
|

La ministra de Sanidad, Ana Mato, estaba casada y en régimen de bienes gananciales con el ex alcalde de Pozuelo, Jesús Sepúlveda, cuando se produjeron los pagos de la trama Gurtel –viajes, fiestas y otros regalos por valor de más de 50.000 euros– recogidos en el informe policial de la Udef, según indica la Oficina Nacional de la Investigación del Fraude (ONIF).

La explicación a esta circunstancia, informa “El Mundo”, es que Mato y Sepúlveda se olvidaron de cerrar una cuenta conjunta en el momento de separarse de derecho y disolver su sociedad de gananciales en el año 2005.

Fuentes próximas a la ministra descartaron, no obstante, cualquier desmentido oficial al informe elaborado por Hacienda, y subrayaron que esta fue, precisamente, la explicación estimada por el juez Pedreira al archivar la investigación judicial en 2011 en relación con la propia Mato.

Fuentes cercanas a la ministra manifestaron que Ana Mato nunca se ha divorciado de Sepúlveda; se separó físicamente de Jesús Sepúlveda en el año 2000 –como ella misma ha declarado–, pero no fue hasta 2004 cuando cambiaron el régimen de gananciales al de separación de bienes.

Sin embargo, este dato contradice el informe de Hacienda que asegura que estuvieron en régimen de gananciales hasta el año 2007.

Con respecto a uno de los aspectos más polémicos relacionados con la ministra de Sanidad y la trama corrupta, la empresa Interglobo ha desmentido que la factura de 6.271, 20 euros que se le imputa a Jesús Sepúlveda por parte de la trama Gurtel, se corresponda con una fiesta de celebración de una de las hijas del matrimonio.

Al parecer, por un error, se le imputó a Sepúlveda, cuando la realidad es que “corresponde íntegramente al acto de celebrado en Madrid el día 22 de junio de 2004 con el motivo del ascenso a primera división del F.C. Getafe, siendo contratado por al empresa Downtown Consulting”, según el documento al que ha tenido acceso ABC.es y con el que la ministra quiere desmentir que esta trama pagara sus fiestas familiares.

Ante estas nuevas informaciones, Mato ha preferido guardar silencio y ayer se negó a responder a las preguntas de los periodistas que la esperaban en el Senado, donde acudió a la presentación de un libro.

Sí habló en defensa de la ministra el vicesecretario general de Organización del PP, Carlos Floriano, que no cree que esta tenga responsabilidad en las actividades de su exmarido. “No se le pueden imputar responsabilidades a una mujer por lo que haga su marido”, señaló.

En una entrevista a la cadena Ser, Floriano señaló que el juez ya dijo en su momento que Mato no tenía “ningún tipo de responsabilidad” por las actividades económicas, los pagos o “impagos” que su marido hubiera hecho e insistió en que el último informe policial de la trama Gurtel que atribuye regalos para la ministra “no aporta nada nuevo”.

“Pediría a todos que se pusieran en una situación en la que su marido (o mujer) queda en hacer algo que no hace, o en abonar una cuenta y la abona de una manera”.

Por su parte, el portavoz del PP en el Congreso, Alfonso Alonso, también se pronunció sobre este caso y criticó que en pleno siglo XXI “se pida a una mujer que pague por lo que hizo su marido”.

 

Mato y Sepúlveda olvidaron cancelar una cuenta conjunta al separarse