Mirar al pasado abre las puertas del futuro

|

El Ideal Gallego-2011-06-08-014-6afc71ed

  Reportaje de nagore menayo

proyecto codeco en el centro Pompidu de metz, francia

Chips, webs, bits, cables, conexiones, gigas... No hay contexto en el que no aparezcan algunos de estos términos informáticos.
Y es que hoy en día, lo que no funciona digitalmente, está abocado a la desaparición. La informática lo domina todo y no hay persona que hoy en día no se maneje en casi todas su tareas diarias con un ordenador.
¿Y si volver a lo analógico fuera un proyecto de futuro?. Ponerse en modo ‘off’ y apearse del vertiginoso ritmo al que suceden las cosas en la era digital podría ser una buena forma de trabajar artísticamente.
Ése fue precisamente el planteamiento con el que surgió el proyecto Codeco, de la mano de los artistas Juan Lesta y Belén Montero. “Transformar conceptos digitales al mundo analógico” fue  la premisa con la que esta pareja de creadores diseñó su Tetris analógico. Comenzaron a trabajar en él hace ahora 11 años, en el 2000 y en 2008 fue la estrella de la exposición de la que formó parte en la Fundación Luis Seoane de A Coruña. Sin embargo, ahora, y después de tener que declinar varias ofertas de distintos puntos de la geografía española, la obra recala en una de las más prestigiosas salas de Francia.
El Centro Pompidou de Metz ha incluido el proyecto en su taller Ateilers 12-18, por donde pasarán más de 4.000 personas, asistiendo al taller de la cultura digital, la historia de los videojuegos y a este proyecto coruñés, cuya pieza protagonista es el Tetris analógico de Lesta y Montero.
El gran atractivo de la pieza es la posibilidad que ofrece de poder tocar con las manos un concepto que sólo se ha desarrollado en el mundo digital. Varias generaciones crecieron jugando en videoconsolas más o menos evolucionadas al Tetris, hasta que los más jóvenes lo descubrieran en su versión para ordenador, pero este clásico de los juegos arcade nunca había traspasado la pantalla para convertirse en una realidad tangible.
Los visitantes pueden jugar partidas individuales con este Tetris analógico, cuyos creadores esperan poder traer a Galicia y que se quede expuesto en algunas de las salas de la comunidad gallega de forma permanente.

Los inicios de Codeco > La pieza estrella del proyecto fue producida en 2008 en A Coruña dentro de las actividades del Proxecto Edición, una iniciativa en la que colaboraron el Centro Galego de Arte Contemporánea y la Fundación Luis Seoane.
La obra se fabricó y produjo íntegramente en Galicia y se estrenó en la exposición que sobre el proyecto Codeco se realizó en la Fundación coruñesa. Con motivo de este estreno se organizó el primer campeonato de Tetris analógico del mundo, un acontecimiento que se recogió en un vídeo que mostraba cómo funciona el sistema y cómo se juega.
Esta grabación, que se colgó en la web del proyecto en internet, se convirtió enseguida en un fuerte reclamo para los aficionados a la cultura geek. Actualmente ronda las 300.000 reproducciones y una de ellas, al menos, pertenece al personal del Centre Pompidou de Metz, cuyo visionado del vídeo despertó su interés por contar con la pieza en sus instalaciones. Ahora, y hasta finales del mes de junio, comparte espacio en la primera planta del centro con la exposición “Chefs-d’oeuvre”.


 

Mirar al pasado abre las puertas del futuro