Piden seis años de prisión para un concejal de Ourense por piratear la señal de Digital+

|

Un edil ourensano se enfrenta a una pena de hasta seis años de prisión por un delito contra la propiedad intelectual, al difundir de forma ilícita contenidos de la plataforma Digital + a través del canal local Auria Televisión, del que es responsable.

El concejal y portavoz del grupo Democracia Ourensana, formación que accedió en las pasadas elecciones al grupo de gobierno, Gonzalo Pérez Jácome, se sentó hoy en el banquillo de los acusados a requerimiento del magistrado del Penal 2, para dar cuenta de estos hechos ocurridos entre 2003-2007.

En total, Defensa de la Plataforma Digital + y Fiscalía solicitan penas de 6 años a 6 meses de prisión por la difusión ilegal de contenidos del canal satélite, así como 3,2 millones de euros en concepto de indemnización, por los perjuicios causados a la plataforma.

Por su parte, la Defensa pide la libre absolución al entender que no hay delito.

Los hechos se remontan a 2003 cuando Pérez Jácome, como socio de la entidad Jolper (negocio de venta de instrumentos musicales) que preside, suscribió un contrato con la Plataforma Digital + para poder visualizar los contenidos en un bajo que se utilizaba como vivienda y almacén de la cadena de televisión.

Acusación y Fiscalía sostienen que aprovechó el contrato que estaba destinado a uso doméstico para difundir programas del Canal Odisea y Eurosport, a través del canal 52, produciendo un perjuicio a la plataforma en base al supuesto descenso del número de abonados a la plataforma de pago en la capital ourensana.

Como argumento, se centran en la posible utilización de dichos contenidos en beneficio propio y también como plataforma de proyección política, aprovechando su entrada en política.

Según esgrime la acusación Particular, el incremento del número de votos por parte de D.O. fue considerable, coincidiendo con la redifusión de los programas, en 2007, un extremo que fue rechazado por el acusado, al alegar que el mayor número de votos, y la irrupción del partido en el grupo de gobierno no se produjo hasta las siguientes elecciones.

En su exposición, Jácome, quien reconoció los hechos, aunque matizó que "no sabía que iba en contra de la ley", explicó que Auria TV nació con la idea de "hacer una televisión libre" pero nunca con el objetivo de obtener beneficios, ni rédito político.

Así, recordó que el canal no tenía registro mercantil ni licencia cuando comenzó, ni ingresos publicitarios -sólo con carácter residual-, y los colaboradores no cobraban por su trabajo, por lo que "sería una locura" haber utilizado el canal para cometer una ilegalidad.

Piden seis años de prisión para un concejal de Ourense por piratear la señal de Digital+