Negreira confirma que el nuevo diseño de O Parrote soterrará el tráfico desde Puerta Real a La Solana

|

El Ideal Gallego-2011-07-19-002-3dbc788e

El alcalde se reunió ayer por primera vez con un representante vecinal desde y el afortunado fue Juan Sáenz-Chas, el presidente de la federación vecinal minoritaria, Salvador de Madariaga. En el encuentro se trataron temas diversos, pero principalmente Sáenz-Chas se dedicó a alabar la gestión del nuevo gobierno al apostar por retirar el carril bus, desbloquear el proyecto de rehabilitación de la Fábrica de Tabacos y prever legalizar el topónimo en castellano, además de trabajar con otras administraciones por solventar el agujero de O Parrote. En este sentido, el alcalde adelantó que el nuevo diseño dispondrá de un vial subterráneo que dará salida al tráfico desde Puerta Real al castillo de San Antón.

c.r. > a coruña


  El presidente de la Autoridad Portuaria lo sugería la semana pasada y ayer el alcalde lo confirmó, el nuevo proyecto de O Parrote contará con un vial de circulación dentro del aparcamiento subterráneo que permitirá soterrar el tráfico desde Puerta Real hasta La Solana. Ninguno de los diseños presentados por el Puerto hasta ahora contemplaba esta posibilidad, que ahora se incorpora por una promesa del Partido Popular durante la campaña electoral.
La duda ahora es si esta carretera podría robar espacio a las plazas de apartamiento, una de las características a tener en cuenta para que la gestión del párking sea viable económicamente, pero, según Carlos Negreira, no será así. “No influye mucho en el número de plazas”, sentenció.
Lo que todavía no está claro es quién financiará la construcción de este vial. “Vamos a determinar su coste entre las administraciones públicas y determinar cómo se puede financiar”, declaró Negreira, que confía en que este gasto se afronte desde diferentes organismos.
En cualquier caso, el gobierno municipal considera este paso subterráneo “fundamental para la movilidad de la ciudad”. “No es baladí”, apostilla el primer edil, que explica que de no construirse una salida hacia el castillo de San Antón se crearía un “tapón” que afectaría a la zona Vieja e incluso a la forma de llegar a Adormideras. En realidad, de no construirse esta salida, la circulación se mantendría similar a los tres últimos años, puesto que desde que comenzaron las obras en O Parrote, se impidió el acceso en coche por la dársena hasta La Solana.
Aunque Negreira marcó este mes como fecha tope para presentar la nueva propuesta, ayer prefirió no comprometer nuevos plazos. “Trabajamos a toda máquina”, afirmó, al tiempo que destacó que “una semana más o menos en un proyecto que se presenta tan ambicioso no tiene demasiada importancia”. El objetivo del regidor es que no quede “ningún fleco” y para ello, apuesta por dar un margen de actuación a los técnicos para que “hagan bien sus cálculos”.

Ampliación >
Al nuevo requisito impuesto por el ejecutivo local de dar una salida al tráfico por esta zona, se une otro, el hecho de que la reforma se pueda ampliar el día de mañana. Y es que la promesa realizada por el Partido Popular durante la campaña electoral comenzaba por soterrar el tráfico desde La Solana hasta Puerta Real, pero con el objetivo de ampliar este proceso en cuatro fases hasta llegar a la plaza de Ourense. La siguiente intervención tras la acometida en el aparcamiento, llegaría hasta el edificio de Correos.
“Desde O Parrote a Linares Rivas, por módulos que se vayan haciendo según la disponibilidad presupuestaria”, aclara el portavoz municipal, que deja claro que no afrontará una reforma “en una zona tan sensible sin tener una idea del dibujo final”.
Carlos Negreira resume, por tanto, que ahora mismo las tres administraciones –Ayuntamiento, Puerto y la Dirección Xeral de Patrimonio– trabajan por rediseñar este entorno con tres premisas: revalorizar tanto la dársena de O Parrote como los restos arqueológicos localizados en ella, construir un párking por la “utilidad” que tendrá en el centro de la ciudad y, por último, dar una salida al tráfico hacia el castillo de San Antón para evitar embotellamientos.


Negreira confirma que el nuevo diseño de O Parrote soterrará el tráfico desde Puerta Real a La Solana