El ANPA del Luis Seoane rechaza el nombramiento de una nueva dirección

La comunidad educativa se concentró la semana pasada delante del centro de Canide | AEC
|

“¡Mucho ánimo a María, Pura y Marta!” Así termina el comunicado con el que el ANPA del CEIP Luis Seoane de Canide quiere trasladar su “solidaridad” con la dirección del centro y su rechazo a la actuación de la Inspección de Educación de A Coruña. 

En el mismo escrito, la asociación reitera su solicitud de readmisión del equipo directivo saliente, en una dimisión que la hasta la semana pasada directora calificó de “forzosa” en su caso y a la que se sumó el resto de los miembros, y exige el cese de los responsables de la inspección “de nuestra zona”, pues “no les consideramos capacitados para regir el destino de nuestras hijas e hijos”, expuso el ANPA de Canide.

La comunidad educativa considera que el incidente del día 29 de septiembre está derivando en una situación “totalmente injusta” porque las consecuencias están afectando a quienes no tuvieron responsabilidad alguna en lo ocurrido con el niño de cuatro años que permaneció cinco horas en el interior de  un autobús en una nave de Bergondo.

“Alegar pérdida de confianza para forzar la dimisión de la directora del centro nos parece, a nuestro entender, un comportamiento pueril, indigno, inoportuno y muy poco inteligente”, exponen desde el colectivo, que recuerdan que los encargados del cuidado del menor, contratados por el servicio de transporte, “ya han sido despedidos por su negligencia” y que la comunidad educativa no comparte el nombramiento de un nuevo equipo para dirigir el Luis Seoane. “¿Pretenden nombrar un nuevo equipo directivo a la fuerza  –no creemos que haya voluntarios ni voluntarias– en medio de una crisis sanitaria?”,  advierte la asociación, cuyos representantes se preguntan si “acaso no sabe la inspectora de zona que van a tener que rehacer los horarios de todo el colegio de Luis Seoane”.

Campaña
Mientras, la campaña impulsada a través de change.org suma casi 3.500 adhesiones de ciudadanos que reclaman la readmisión de la exdirectora María Ruiz.

Una iniciativa que surgió la semana pasada tras las primeras movilizaciones protagonizadas ante el centro de Canide.

“Está claro que los hechos acaecidos el martes 29 de septiembre son de una gravedad clamorosa y que tienen que tener consecuencias”, recuerdan los padres de alumnos que, sin embargo, consideran que estas no deben afectar a quienes, como todos los equipos directivos de la comunidad, “se han dejado la piel, las vacaciones, horas de sueño y seguramente meses de vida en preparar varias veces la vuelta al cole más extraña de la historia” debido a la crisis del Covid-19.

Para el colectivo, lo irresponsable es forzar la saluda de unas personas con cuya labor está satisfecha toda la comunidad, desde alumnado a profesorado, pasando por personal no docente, padres y Ayuntamiento de Oleiros.

El ANPA del Luis Seoane rechaza el nombramiento de una nueva dirección