Alvedro mira hacia el futuro con incertidumbre pero confía en aumentar vuelos a corto plazo

El futuro más lejano de la terminal coruñesa se afronta con incertidumbre | pedro puig
|

El aeropuerto de Alvedro se acerca poco a poco a la nueva normalidad, pero con la esperanza de revivir en las próximas semanas. Después de dos meses sin apenas actividad por el coronavirus, el aeródromo coruñés recibió esta semana un vuelo procedente de Madrid con todos sus asientos ocupados. Se trataba de la primera llegada a la terminal de la fase 3. Ahora, el siguiente vuelo comercial no será hasta el próximo lunes.

La incertidumbre sigue presente, sobre todo en lo relativo al futuro más cercano. Así lo indican desde la plataforma Alvedro Vuela Más Alto. “Las aerolíneas están programando sus vuelos muy a corto plazo, sobre todo en función de la reacción de la gente a la hora de comprar o no comprar los billetes”, comentan. Esta decisión de los pasajeros mide la demanda de las compañías, y, tal y como anuncian desde la plataforma, “para agosto y septiembre no hay confirmación de operativas en la terminal porque se está evaluando cómo funciona esta demanda”, dicen. De esta forma, se decidirá el futuro de los próximos meses, aunque el pesimismo persiste, ya que “va a ser complicado recuperar toda la programación en un periodo corto de tiempo y va a costar arrancar e igualar los mismo niveles de usuarios que había antes de la pandemia”, reconocen.

En lo referente a estas semanas, hay un ambiente más tranquilo y confiado, ya que los escasos vuelos que aterrizan o despegan desde A Coruña se encuentran “apenas sin plazas”, según la plataforma coruñesa.

Las estadísticas
El último balance publicado por Aena muestra que Alvedro ha sido el aeropuerto gallego mejor parado pese al parón de su actividad por la crisis sanitaria. El ránking de tráfico en la ciudad herculina fue de 851 usuarios, un 99,3% menos que en el mismo mes del pasado año. La terminal coruñesa sigue funcionando bajo demanda, es decir, cuando lo requieren las compañías aéreas con un mínimo de tres horas de antelación para utilizar la pista.

En el conjunto gallego, mayo obtuvo unos datos peores que los de abril. En total, solo 1.511 personas pasaron por los tres aeropuertos de la comunidad, 180 menos que en abril. La pista de Peinador, con un único vuelo a Madrid a la semana, fue utilizada por 521 personas. En Santiago, sin embargo, solo pisaron la terminal 139 viajeros. Esto supone una bajada del 99,9% en el volumen de pasajeros, frente al 99,4 por ciento del aeropuerto de Vigo.  

De cara al futuro más cercano, todos los aeródromos de la red de Aena apuntan a tres fases de recuperación de tráfico aéreo: una primera de reanudación de vuelos domésticos; una segunda para las rutas con la Unión Europea; y una tercera para las conexiones fuera de la UE.

El mes de julio
El 1 de julio está marcado en el calendario de todos los aeródromos del país como la fecha en la que la normalidad podría regresar a todas estas terminales. Las compañías de Iberia, AirEuropa, Volotea y Vueling ya han anunciado su regreso a Alvedro y los billetes ya se pueden reservar en las páginas web de todas ellas. Las frecuencias pasarán de 83 a 24 en uno de los meses que eran de los de mayor actividad habitual para la ciudad.

La ruta más castigada será la de Madrid, que antes del estado de alarma operaba hasta 62 veces a la semana y ahora bajará hasta las catorce.

Alvedro mira hacia el futuro con incertidumbre pero confía en aumentar vuelos a corto plazo