El desempleo se redujo en 649 personas en julio auspiciado por los contratos estivales

El Ideal Gallego-2015-08-05-007-f98e1dde_1
|

A Coruña encadena el décimo mes de reducción de las listas del paro. Las estadísticas hechas públicas ayer por la Consellería de Traballo e Benestar indican que durante el mes de julio se contabilizaron 649 desempleados menos que el mes anterior, dejando una cifra de 19.750 coruñeses sin ocupación. Además, a nivel comarcal los resultados también fueron positivos dado que las bajas en el registro del Servicio Público de Empleo superaron con creces el millar. Eso sí, como en años anteriores y como analizan los propios políticos, este informe debe cogerse con pinzas puesto que, normalmente, los resultados corresponden a la mayor tendencia a la contratación de los negocios dedicados al sector servicios en la temporada veraniega. 
Si en junio las noticias ya fueron buenas puesto que se consiguió que decenas de personas encontraran un trabajo, en julio se ha consolidado ese camino. De los 20.399 individuos que estaban inscritos en los listados hace poco más de un mes, se pasó a los 19.750 con los que se cerró julio. La caída fue de 649 personas o, lo que es lo mismo, del 3% sobre el dato de partida.
De igual forma, la variación interanual resultó ser muy positiva dado que el año pasado por estas fechas la ciudad tenía a 21.177 parados, casi mil más que en la actualidad. 
A tenor del balance de la Xunta se produjo un descenso de inscritos en todas las variables posibles. Es decir, hubo bajas tanto de los menores de 25 años como de los mayores de esa edad. Lo mismo ocurrió en el caso de la desagregación por sexos. 
Aunque los jóvenes continúan teniendo muchas dificultades para encontrar empleo, entre junio y julio desaparecieron más de 30 del paro. Eso sí, las cifras pueden ser engañosas porque es posible que haya gente que ha causado baja para trasladarse a buscar oportunidades en otros países. Pero al menos han remitido unos números que el año pasado estaban por encima de los mil.
Aunque lo mismo ocurre por los mayores de 25 años –e incluso habrá ciudadanos que hayan cambiado su situación por llegar a la edad de jubilación–, la disminución en los últimos 30 días fue de casi mil trabajadores con capacidad de entrar a formar parte del mercado laboral. 

parcialmente buenos
El informe refleja que decreció el número de parados hombres y mujeres, aunque lo hizo un poco más en el caso de las féminas. 
En este momento hay 9.099 coruñeses y 10.651 coruñesas esperando la llamada de alguna empresa para incorporarse a su plantilla. 
La mayor modificación se produjo en el sector de los servicios pues la mayoría de los acuerdos laborales que se rubrican en estas fechas tienen que ver con el incremento del personal en establecimientos hoteleros, hosteleros o comerciales. 
En este ámbito la reducción fue de 14.703 a 14.196 individuos. Algunos empleados procedentes de compañías pertenecientes a la industria y la construcción encontraron salida, aunque en menor medida. 
En cualquier caso, el concejal de Empleo y Economía Social, Alberto Lema, analizó en su justa medida el informe. “A progresión está sendo á baixa pero hai que ter en conta que agora mesmo un contrato temporal dunha hora tamén é computable como alta”, lamentó. 
En su opinión existe “a clásica reducción do verán”, por lo que prefiere esperar a los resultados anuales. 
Aún así insistió en que para el Ayuntamiento hay empleos que “non son computables como tal” aunque en las estadísticas sí se tengan en cuenta. 

la comarca, en positivo
El resto de la comarca coruñesa también ha salido bien parada del último análisis. En concreto se detectaron 1.159 personas menos apuntadas al INEM. Se pasó de las 32.104 de junio a las 30.945 de julio. 
Salvo el de Bergondo, en donde se anotaron diez vecinos más, el resto de municipios registraron bajas. Los mejor parados en este sentido fueron Arteixo (-141), Culleredo (-113) y Oleiros (-89).

El desempleo se redujo en 649 personas en julio auspiciado por los contratos estivales