Kim Jong Un es recibido con honores en Pekín antes de reunirse con Trump

Kim Jong–un y su esposa, Ri Sol–ju, conversan con el presidente chino, Xi Jinping, y la primera dama, Peng Liyuan, durante su encuentro en Pekín | efe
|

El líder norcoreano Kim Jong Un realizó su primer viaje oficial a China, seis años después de haber heredado el poder absoluto de su padre y de haber conducido a Corea del Norte a logros nucleares inéditos, pero que han desencadenado una crisis mundial y llevado al país al ostracismo internacional.
Para Kim, este viaje supone su estreno en la escena diplomática y eligió China, su aliado tradicional, para dar el primer paso de cara a la reunión prevista para mayo con el presidente estadounidense Donald Trump y con el surcoreano, Moon Jae In.

Con el encuentro de Kim y Xi se contrarresta el distanciamiento creciente entre los dos aliados tras meses de frías relaciones entre Pekín y Pyongyang. El régimen norcoreano busca apoyo en el gigante asiático de cara a la cumbre prevista en mayo con Trump y Moon.

Además, China es el mayor socio comercial de Corea del Norte y el país que puede asfixiarle económicamente. Por su parte, Beijing no quiere perder influencia en la región y quedar fuera de la mesa de negociaciones a tres bandas entre el líder de Estados Unidos y los de ambas Coreas.

Kim se ha reunido en Pekín con el presidente chino, Xi Jinping, y se comprometió a contribuir a la desnuclearización de la península de Corea. Ha aseverado que la situación mejoró después de que Corea del Norte tomara la iniciativa para reducir las tensiones en la zona. Además, manifestó que está determinado a transformar las relaciones intercoreanas haciendo uso de la reconciliación y la cooperación.
“Es nuestra decisión comprometernos con la desnuclearización de la península de acuerdo con los deseos de los exlíderes Kim Il Sung y Kim Jong Il”, continuó Kim, que garantizó que está dispuesto a dialogar con Estados Unidos y Corea del Sur, así como a reunirse con los líderes de los dos países.

“El asunto de la desnuclearización de la península de Corea puede resolverse si Estados Unidos y Corea del Sur responden a nuestra buena voluntad y crean una atmósfera de paz y estabilidad mientras se toman las medidas pertinentes para lograr la paz”, explicó Kim, que acudió a China con junto a su mujer, Ri Sol Ju.

Actitud aplaudida
Desde Estados Unidos y Corea del Sur aplaudieron la nueva disposición del líder norcoreano. Las autoridades estadounidenses aseguraron que el encuentro entre Kim y Xi es una muestra de los buenos resultados obtenidos por la campaña de presión impuesta al régimen tras su escalada armamentística y nuclear.
“El Gobierno chino se ha puesto en contacto con la Casa Blanca para informar sobre la visita de Kim Jong Un a Pekín. El mensaje incluye unas palabras para el presidente Donald Trump, que ya han sido puestas a su disposición”, indican desde Washington.

Kim Jong Un es recibido con honores en Pekín antes de reunirse con Trump