El complejo industrial de Sogama estará entre los más eficientes del mundo en 2019

Las obras de la nueva planta se realizaron en tan solo ocho meses | AEC
|

Ocho meses han sido suficientes para que la empresa gallega Valtalia, con ingeniería propia, construyese y equipase la nueva planta de clasificación para los materiales contenidos en la bolsa negra, la basura convencional que llega desde los hogares, que cada día producen los 294 ayuntamientos adheridos a Sogama, lo que supone el 94% del total de los que existen en Galicia.
Innovación y vanguardismo, junto con grandes dosis de rigor, disciplina y exigencia, han hecho posible que la Sociedade Galega do Medio Ambiente cuente hoy con la planta de sus características más moderna del mundo y que alcanzará los altos estándares de eficiencia previstos.
Un foso de recepción de 5.000 metros cúbicos, un total de cinco líneas de tratamiento para procesar 40 toneladas por hora cada una, dos puentes-grúa con capacidad de elevación para 12 toneladas, un pulpo hidráulico, cinco equipos abrebolsas, cinco trómeles de voluminosos y otros cinco de separación secundaria, cinco prensas y más de 30 lectores ópticos, además de los correspondientes separadores magnéticos para férricos e inductivos para aluminio, permitirán seleccionar de forma automática, por formas y tamaños, hasta un total de diez materiales diferentes: desde papel/cartón y vidrio hasta metales y variadas tipologías de plásticos (duro, fino, mezcla).
Todo ello estará aderezado con los más modernos sistemas de seguridad y los últimos avances en el ámbito de la automatización, las comunicaciones y los sistemas de información característicos de la emergente industria 4.0. Este es el sólido esqueleto de una instalación pionera que, sin lugar a dudas, se erigirá en uno de los mayores orgullos de Galicia y punto de referencia a nivel mundial.
De esta forma, la compañía cumplirá, con más de 15 años de antelación, uno de los principales objetivos de la Comisión Europea, y es que los países miembros logren disminuir el uso del vertedero hasta llegar a este porcentaje. Un objetivo que, en el caso de España, se antoja complejo, toda vez que nuestro país todavía vierte el 57% de los desechos, situándose Sogama actualmente en torno al 25%.
Siguiendo el paradigma de los países europeos del norte, como es el caso de Alemania, Suecia, Bélgica y Holanda, que cuentan con altas tasas de reciclaje y de valorización energética en un claro compromiso con el crecimiento económico, la protección ambiental y la cohesión social, Sogama confía en alcanzar a corto plazo el vertido técnico cero, lo que quiere decir que solamente se depositarán en vertedero aquellos residuos que, debido a sus características específicas, no se puedan reciclar ni valorizar, ya sea de forma material o energéticamente.
La ampliación del complejo medioambiental cercedense constituye, por encima de todo, una apuesta de futuro y una garantía de servicio público eficaz, eficiente, igualitario y solidario para todos los ayuntamientos adheridos a su sistema. Invertir en modernidad e innovación significa también invertir en economía circular y, por tanto, en bienestar y calidad de vida. Recuperar residuos y evitar su vertido significa preservar los limitados recursos con los que cuenta el planeta y aplicar la política de hacer más con menos.
Sogama se muestra convencida de que la sociedad actual se encuentra ante una nueva cultura ambiental, ante una nueva forma de hacer las cosas y, sobre todo, ante una nueva forma de vivir. La mayor concienciación de los ciudadanos junto con el trabajo eficiente de esta compañía pública constituirá el perfecto binomio que garantizará el completo reciclaje. l

El complejo industrial de Sogama estará entre los más eficientes del mundo en 2019