Los aficionados ya tienen el “clásico” en su mente

|

  No hay quien frene la avalancha deportivista esta temporada en el estadio de Riazor; ni unas fechas tan señaladas como la Semana Santa ni el estreno en casa de un horario tan inusual como las doce del mediodía fueron argumentos de suficiente calado para arredrar a los seguidores blanquiazules.

El coliseo herculino registró una afluencia de espectadores cercana a las 25.000 personas en una mañana soleada que finalizó en la duodécima victoria consecutiva del RC Deportivo en su feudo, una marca al alcance de muy pocos y que le ha servido a la entidad de la Plaza de Pontevedra para demarrar en la primera plaza de la Segunda División.

Aunque el respetable tuvo que sufrir para ver como se amarraban los tres puntos en litigio ayer, finalmente la parroquia coruñesa pudo relajarse con una remontada plácida, con tantos de Juan Carlos Valerón, Riki y Lassad.

A partir del resultado favorable, el interés de los adeptos deportivistas comenzó a concentrarse en el próximo envite, correspondiente al “clásico” gallego frente al Celta de Vigo, en partido fijado para el domingo 15 de este mes a partir de las 12.00 horas.

Cánticos de ánimo al Depor y en contra del ‘eterno rival’ se sucedieron en los instantes finales de la contienda.

Al menos 3.000 seguidores deportivistas acompañarán al equipo de sus amores en el desplazamiento al estadio de Balaídos, mientras que el grueso de la afición lo podrá contemplar a través de las cámaras de Canal Plus.

Lo cierto es que el encuentro de máxima rivalidad regional motiva y de qué manera a una grada que ya se dio el gustazo en la primera vuelta de asistir al 2-1 final, con un tanto inolvidable de Lassad justo a continuación del de la igualada, a cargo de Orellana.

 

Los aficionados ya tienen el “clásico” en su mente