El mensaje del Rey marca récord histórico con 10,76 millones de espectadores

El rey, durante su discurso de Nochebuena | ballesteros
|

El mensaje navideño del Rey Felipe VI registró este pasado 24 de diciembre una audiencia media de 10.760.000 espectadores y un 71% de cuota de pantalla en el conjunto del total de 29 cadenas que emitieron el discurso. Según datos de Kantar Media ofrecidos por Barlovento Comunicación, el mensaje del Rey de este 2020 fue el más visto desde que hay registros (1992), ya que solo en 1993 se lograron superar los diez millones de espectadores (10.254.000). No obstante, en varios años se supera el porcentaje de cuota de pantalla obtenido este 2020.

En comparación a 2019, cuando la audiencia fue de 7,5 millones con un 65,1% de cuota en el acumulado de las 25 cadenas, se produjo un aumento de 3.223.000 espectadores, con un consumo total de televisión de 16,5 millones –5,3 millones más– y un incremento de casi 6 puntos en cuota de pantalla.

Los datos reflejan que los segmentos demográficos donde el mensaje navideño del Rey tuvo mayor seguimiento son entre las mujeres, los mayores de 25 años y las regiones de Castilla León, Aragón y Asturias, que registraron los mayores porcentajes de cuota de pantalla (86,9%, 82,9% y 81,6%, respectivamente). Por contra, Cataluña (46,5%) y País Vasco (58,6%) fueron las comunidades donde menos se vio el mensaje.

Este año, el Rey Felipe VI incluyó en su mensaje de Navidad unas breves palabras para reivindicar el carácter “renovador” de su reinado y marcar distancias con su padre, el Rey Juan Carlos. “Los principios morales y éticos” que reclaman los ciudadanos, destacó su intervención, “obligan a todos sin excepciones” y “están por encima de cualquier consideración, de la naturaleza que sea, incluso de las personales y familiares”.

“Así lo he entendido siempre, en coherencia con mis convicciones, con la forma de entender mis responsabilidades como jefe del Estado y con el espíritu renovador que inspira mi reinado desde el primer día”, señaló en sus tradicionales palabras a los españoles. El Rey volvió a elegir el Salón de Audiencias del Palacio de la Zarzuela para pronunciar su tradicional mensaje de Navidad junto a las banderas de España y la Unión Europea y, en esa ocasión, una foto del homenaje de Estado a las víctimas del Covid-19 en el momento en el que deposita, junto a la princesa Leonor, unas rosas blancas ante el pebetero.

Se trata así de la cuarta vez que el Rey escogió el salón de Zarzuela como escenario desde donde pronunciar su discurso. Anteriormente, el jefe del Estado realizó su alocución desde su despacho, el emplazamiento habitual desde que el que su padre, el rey emérito Juan Carlos I, pronunciaba su mensaje.

Mensaje “de Estado”

El esperado discurso tuvo como eje central la situación de la pandemia y la necesidad de actuar unidos frente a la crisis económica y dejó el asunto de su padre relegado a un segundo plano, con lo que se pretendió que el guión fuera el de un mensaje “de Estado y no de familia”.

La expectación que rodeó a la alocución televisada del rey, la más relevante de las que protagoniza al cabo del año, se ha visto frustrada a ojos de una parte de la clase política, mientras que para otra ha fortalecido la figura de don Felipe en un momento en el que la Corona ha pasado a estar en la primera línea de debate.

En los trece minutos que duró el mensaje, el más largo de su reinado en Nochebuena, la mayor porción trató sobre la “grave” situación que padece España a cuenta de la pandemia, lo que para el monarca debe ser la prioridad absoluta en un momento crítico como el actual.

El mensaje del Rey marca récord histórico con 10,76 millones de espectadores