El Grupo M-FM 2001 pretende realizar más catas en busca de oro en Bergantiños

02 octubre 2012 / 09 noviembre 2012 página 6 / 17 febrero 2013 página 08 / 01 junio 2013 página 10 / 05 noviembre 2014 página 07 / 08 enero 2015 página 3 / 26 enero 2015 página 2 / 13 mayo 2015 página 2 / 0
|

El nuevo proyecto de exploración aurífera en Bergantiños y su área periférica es mucho mayor de lo que se pensaba inicialmente. La empresa Grupo M-FM 2001, S.L., dedicada a la exploración, extracción y beneficio de recursos mineros metálicos (especialmente oro), en la documentación presentada a la Xunta para el permiso de investigación “Isabela II”, reconoce que actualmente tiene solicitado y en tramitación otro permiso aparte del ya concedido, bajo la denominación de “Livia”, que hace que las 156 cuadrículas mineras, equivalentes a 4.368 hectáreas de extensión, de “Isabela II” sean en realidad menos de la mitad del área total en la que pretenden realizar prospecciones y catas.
Así lo asegura la plataforma Salvemos Cabana, uno de los colectivos que se distinguió por su oposición al fallido proyecto de explotación de oro a cielo abierto en los montes de Corcoesto. Desde la entidad explican que de salir adelante esta nueva petición, se abriría la posibilidad de explorar el subsuelo de otras 162 cuadrículas mineras (4.536 hectáreas) en los municipios de Zas, Santa Comba y Mazaricos. En conjunto, los dos proyectos abarcarían un total de 8.904 hectáreas, “lo que multiplicaría en la práctica por diez el área prevista inicialmente para el frustrado proyecto minero de Corcoesto”.
Salvemos Cabana incide además en que el propio Grupo M-FM 2001 S.L. indica en su solicitud que no será hasta el segundo ejercicio de la fase de investigación cuando el plan de labores de “Isabela II” que se presente refleje las zonas que recibirán la campaña de sondeos, “lo que en la práctica y con la vigente normativa minera, estos puedan desarrollarse virtualmente en cualquier lugar de los ayuntamientos afectados por el proyecto (Zas, Santa Comba, Vimianzo y Coristanco) si no hay reacción municipal y/o vecinal previa al inicio de las trabajos”.
La plataforma ya anuncia que estudiará la documentación del permiso en vigor y presentará alegaciones, a la vez que recomienda a todas las personas y colectivos interesados que “acudan a consultar el expediente que está en fase de información pública hasta mediados de febrero en la Sección de Minas de la Jefatura territorial de la Consellería de Economía, Empleo e Industria, y procedan a presentar sus escritos de objeción”.
Desde la asociación apuntan asimismo que en el proyecto de investigación presentado en la Xunta, el Grupo M-FM 2001, S.L. “incidía en el aumento del 543% del precio del metal precioso de 2000 a 2011, llegando a alcanza los 1.886 dólares la onza (de aproximadamente 31 gramos de oro). Sin embargo, a día de hoy, la caída de la cotización del oro es imparable y se acerca actualmente a la barrera de los 1.000 dólares la onza debido a la desaceleración de las economías emergentes -en especial China- y en una situación internacional en la que los inversores han vuelto a mover su dinero hacia productos financieros más arriesgados pero de mayor rentabilidad”. 
En base a ello, concluyen que en este momento, proyectos auríferos en zonas de baja ley media como las comarca de Bergantiños y su zona de influencia “carecen de sentido y no son razonables en ningún caso a nivel económico, pero sobre todo por la problemática socio-ambiental que acarrean, como bien quedó demostrado en el conflicto minero de Corcoesto”.
Por último, alertan sobre el hecho de que administrador único de M-FM 2001 S.L. se haya visto implicado en una causa judicial por presuntos daños contra el medio ambiente causados por una de sus empresas.

El Grupo M-FM 2001 pretende realizar más catas en busca de oro en Bergantiños