El comercio adelanta las rebajas con ofertas iniciales que alcanzan el 70%

Tanto las cadenas como los pequeños comercios anuncian sus descuentos de verano | pedro puig
|

Las rebajas de verano comenzarían este sábado si el Gobierno no hubiese aprobado hace unos años la liberalización de los períodos para hacer descuentos, pero desde hace varios días algunas grandes cadenas y pequeños comercios lucen carteles anunciando que ellos ya ofrecen ofertas a los consumidores. La necesidad de facturar llega a tal punto que hay bajadas de precio del 50 y el 70% y desde el sector confían en finalizar el período con estabilidad respecto a 2016. No obstante, muchos se centran más en captar el gasto del turista con independencia de que haya o no rebajas.


Hasta ahora había grandes grupos como Inditex o El Corte Inglés que seguían respetando a rajatabla los antiguos períodos de rebaja pero en esta ocasión incluso estos adelantarán un día la temporada de rebajas para solventar la posible caída de ventas del primer día por el efecto de la operación salida.


Hay coruñeses que aguantarán hasta esas fechas, pero algunos ya han ido comprando productos desde que la semana pasada los carteles de rebajas empezaron a poblar numerosos escaparates en la ciudad. En la plaza de Lugo, una de las zonas más comerciales de A Coruña, los primeros saldos se pusieron ya con agresivos descuentos de hasta el 50 o el 70% de caída respecto al precio original.


A las franquicias les han seguido los comercios de proximidad, que tienen que competir de esta manera para no quedarse por el camino. El presidente de la Asociación de Comerciantes Agra-Barcelona, José Manuel Castro, reconoce que a lo largo de esta semana irán cayendo en el recurso de las ofertas los que todavía faltan. “Queda moverse o morirse”, dice, y asegura que a estas alturas de la crisis del consumo y “después de años sufriendo”, en la zona se darían por satisfechos si venden “lo mismo que el año pasado en el que se defendió la campaña”.

Los turistas como objetivo
Su homólogo en la Asociación Zona Comercial Obelisco, Antonio Amor, confiesa que de momento “la cosa no está muy animada”, quizá porque ya hay determinadas promociones durante todo el año. Comenta que en este céntrico lugar de compras están “más preocupados por el tiempo y los turistas que por las rebajas porque solo con la gente de la ciudad esto no funciona”. “Esperamos un verano potente y tenemos la esperanza de que la gente gaste porque aquí la crisis llegó más tarde y los brotes verdes también”, razona.


Por su parte, el presidente de la Federación Unión de Comercio Coruñesa, Adolfo López, afirma que es “imposible” contestar a si las rebajas irán mejor o peor aunque hay esperanza, porque ni siquiera tienen unas fechas claras entre las que establecer comparativas dado el adelantamiento de la mayoría. “La expectativa es que en verano se venda algo más pero no sé cuánto más” y si hay rebajas, y se consume en ese momento, será un añadido y no un atractivo especial de por sí.

El comercio adelanta las rebajas con ofertas iniciales que alcanzan el 70%