Cáritas se prepara para un aumento de solicitudes de ayudas al alquiler

26 marzo 2020 A Coruña.- Miles de personas recurren a Cáritas tras perder sus precarios empleos Trabajadores en el economato de Cáritas en la Sagrada Familia
|

La primera parte de la crisis golpeó con rapidez y fuerza al nivel más básico, el de la subsistencia, para los sectores más precarios de la sociedad. Ahora, Cáritas Interparroquial se prepara para un nuevo incremento de la demanda de ayuda, sobre todo para el pago de los alquileres atrasados. La directora de Cáritas en A Coruña, Pilar Farjas, advierte de que la deuda no se ha perdonado, solo se ha demorado, pero como debe ser pagada, los afectados se encontrarán con que deben a hacer frente a un impago para el que no disponen de recursos: “Esperamos una bolsa de demanda importante a partir de lo mayo-junio”.

 “La moratoria es un arma de doble filo muy peligrosa, porque están en una situación muy precaria”, advirtió. Desde Cáritas llevan tres semanas identificando demandas y se están preparando para lo peor. No es que las primeras semanas hayan sido fáciles. Aunque la residencia geriátrica de Cáritas no ha registrado ningún contagio, los economatos han tenido que soportar una gran tensión y esfuerzo para dar respuesta a la demanda inesperada. “Fueron unas semanas especialmente angustiosas”, recuerda Farjas. El número de familias usuarias pasó de 389 a 512 en marzo a 518 en abril. Para Farjas, esto se debe a que el pánico a que escasearan los suministros provocó que los usuarios se llevaran más bienes, tanto alimentos como de artículos de higiene. Sin en marzo del año pasado los beneficiarios se llevaron 18.000 euros en alimentos y otros productos, en el de este año se llevaron género por valor de 47.000 euros y de 38.000 euros en abril.

Ayudas económicas

Además, en Cáritas también tramitaron ayudas de emergencia: entre el 15 y el 30 de marzo 44 solicitudes por valor de 9.200 euros y en abril, 229 por valor de 30.00 y pico euros. Pero solo dos o tres fueron para el pago de alquiler. La mayoría eran para la compra de alimentos.

“Ahora estamos reabriendo grupos de Cáritas Interparroquial y esperamos más demanda”, explica Farjas Y esta vez, centrada en el alquiler.

Cáritas se prepara para un aumento de solicitudes de ayudas al alquiler