Feijóo lanza un mensaje de unidad a la oposición, aunque reconoce no es fácil

El presidente de la Xunta de Galicia y del PPdeG, Alberto Núñez Feijóo. EFE/Archivo
|

El presidente del PPdeG, Alberto Núñez Feijóo, lanzó hoy un mensaje de "unidad" a las fuerzas de la oposición para acelerar la recuperación económica, aunque reconoció que esa unidad no será una tarea fácil.

El también titular de la Xunta de Galicia presidió hoy el comité ejecutivo del PPdeG en Santiago de Compostela y en su intervención final recordó la reciente reunión con los expresidentes de la Xunta, uno de su partido, Gerardo Fernández Albor, y dos socialistas, Fernando González Laxe y Emilio Pérez Touriño, y puso como "lección de generosidad en beneficio de Galicia" este encuentro.

Núñez Feijóo hizo votos para que ese espíritu "cunda en todas las fuerzas del arco parlamentario", para lo que avanzó que el PPdeG hará "un esfuerzo adicional".

Reconoció, no obstante, que no será tarea fácil con "quienes adoptan poses revolucionarias y solo ofrecen insultos y descalificaciones" o con quienes prefieren seguir sus pasos y escuchar solamente las opiniones minoritarias en lugar del criterio de la mayoría para abordar los problemas de Galicia. "No es fácil -insistió- pero merece la pena" y supondría "un signo de grandeza para buscar la unidad en los asuntos capitales de Galicia".

El presidente del PPdeG recordó que hace un año se inició la campaña electoral que lo llevó por segunda vez a la presidencia de la Xunta, porque los gallegos entendieron una gestión responsable, rechazaron las unidades temporales de partidos con el único espacio común de que no ganara el PP y porque desearon seguir en el camino de la unidad y estabilidad del partido y del Gobierno.

Para Núñez Feijóo, fue decisivo decir la verdad a los ciudadanos, gestionarla realidad y esforzarse por solucionar los problemas y no decir que estábamos en la champions league de la economía y nuestro sistema financiero era el mejor del mundo.

Subrayó que su primera legislatura tenía el objetivo de que Galicia estuviese mejor preparada para afrontar la desconfianza y las dificultades y aprovechar las oportunidades para el inicio de la recuperación económica, que ya señalan los indicadores, aunque resaltó que hay que ser "cautelosos", porque esos signos de recuperación "aún no entraron en los hogares".

El presidente popular afirmó que cuando estábamos peor otros decían que estábamos bien y ahora, que estamos mejor, es preciso señalar -dijo- que aún queda mucho por hacer.

Así, resaltó los avances que han situado a Galicia en el segundo lugar de las Comunidades que menos incrementó la deuda en cinco años, la tercera en producción industrial, el mejor año turístico desde 2004, la mejora de las exportaciones, duplicando la tasa española, u otros asuntos sectoriales, como la mejora del precio de la leche.

También recordó que en 2012 y 2013 se confirmó la apuesta por el tren de alta velocidad y se confirmará de nuevo en 2014, por el cumplimiento de Rajoy de sus compromisos con Galicia en los presupuestos del Estado y su ejecución por la ministra de Fomento, Ana Pastor, presente en la reunión.

Por ello, reiteró que Galicia ha sido la segunda Comunidad con menor recesión en 2012 y está en mejores condiciones para reducir el drama del desempleo, con la creación de 18.000 puestos netos en los primeros 9 meses del año, aunque reconoció que el último trimestre será difícil y "hasta 2014 no podremos parar la sangría del desempleo", manifestó.

No obstante, Núñez Feijóo lanzó un mensaje de "optimismo moderado" en el inicio de la recuperación económica "que tiene que llegar a los hogares", reiteró.

Tras un repaso a las políticas de protección de los servicios públicos básicos, que fueron "blindados" en lo que lleva de mandato, sostuvo que los presupuestos de 2014 serán los de mayor porcentaje de gasto social de la historia autonómica, con un 80 por ciento.

Subrayó que hablar es gratis, pero en gasto social hay que hablar con números, pues se trata de asuntos que "no se solucionan con pancartas o camisetas, sino con prioridades y dinero".

De cara a las próximas elecciones europeas, Núñez Feijóo resaltó que el PPdeG irá en coalición con los gallegos, porque no buscará esa alianza ni en Euskadi, ni Cataluña o Valencia y los representantes de los gallegos serán gallegos y no Bildu, Amaiur, ERC o Compromis, en referencia a los contactos de las fuezas nacionalistas.

Feijóo lanza un mensaje de unidad a la oposición, aunque reconoce no es fácil