Contra los elementos

Bergantiños, que ante el Alavés jugó en la medular, con opciones de regresar a la zaga | quintana
|

El Deportivo retoma la competición liguera esta tarde en un duelo contra los elementos. Una serie de desdichas que han rodeado la vuelta de los blanquiazules al torneo doméstico. Si ya no era poco afrontar el duelo que marca el ecuador de la primera fase ante el Zamora con nueve bajas, la última la de Diego Rolan, la expedición herculina tuvo que desplazarse ayer en medio de un temporal de nieve.

Jornada condicionada
La borrasca Filomena, que cubrió de un manto blanco parte de España, menos parte de la irreductible Galicia, motivó que se aplazasen en el Grupo I los duelos de Covadonga-Numancia, Valladolid Promesas-Sporting B, Salamanca UDS-Compostela, Pontevedra Guijuelo y Racing de Ferrol-Unionistas.

No obstante, al cierre de esta edición el cuadro ferrolano indicaba en sus redes sociales que no había recibido notificación por parte de ningún organismo competente sobre la suspensión.

O lo que es lo mismo, todos los que implicaban desplazamientos de los equipos de Castilla y León excepto el de los herculinos. Estos habían solicitado el aplazamiento del duelo, ya que el desplazamiento por carretera a Zamora era peligroso y la propia Diputación de la provincia lo desaconsejaba.

La RFEF responde
La Real Federación Española, con pausa dramática incluida, desestimaba finalmente la petición y el Deportivo emprendía poco antes de las cinco su periplo por autocar. Toda una temeridad que contaba con el visto bueno del ente federativo y la premisa de que “el espectáculo debe continuar”, caiga quien caiga y la que caiga.

Con lo justo
El Deportivo, con hasta seis canteranos convocados (Adri Castro, Juan Rodríguez, Manu Mosquera, Barba, Iván Guerrero y Guille Bueno) se presenta esta tarde en el Ruta de la Plata para jugar un encuentro marcado por la climatología y el intenso frío que se espera.

Fernando Vázquez estuvo durante la semana ensayando una vuelta al esquema de cinco, tras haber optado por el dibujo de cuatro atrás en el duelo de Copa del Rey ante el Alavés.

Una formación con Carlos Abad en la portería, línea de cinco con Salva Ruiz y Valín por las bandas izquierda y derecha, respectivamente, y en el centro de la zaga Borja Granero, Álex Bergantiños, que demuestra una semana más su polivalencia, y Mujaid.

Las dudas empiezan en la medular, donde el de Castrofeito podría optar como compañero de Celso Borges o por Yago Gandoy o por un Manu Mosquera, que dejó muy buenas sensaciones en su estreno como blanquiazul contra el Alavés en el torneo copero.

En alas se espera que vuelva a ejercer Keko Gontán por la derecha, a pesar de que terminó algo fatigado tras el duelo con los albiazules, y por la izquierda podría reaparecer Nacho González, suplente en Copa.

En punta de ataque, oportunidad de Rui Costa para reivindicarse ante las bajas de Claudio Beavue y de Diego Rolan, habituales en los esquemas de Vázquez.

Opciones también para Adri Castro de tener minutos en la segunda parte de la contienda en el Ruta de la Plata. Un partido para que los coruñeses se laman las heridas que dejó la derrota contra el Celta B en un encuentro contra todos los elementos.

Contra los elementos