Los Reyes vencen al mal tiempo y regalan ilusión

El rey Melchor pasa entre los asistentes al desfile ferrolano
|

Miles de niños, acompañados de sus familias, salieron ayer a las calles en distintas localidades gallegas para recibir a los Reyes Magos y acompañarlos en las distintas cabalgatas organizadas por los ayuntamientos en una jornada que estuvo marcada por los cielos cubiertos y las lluvias.
Pese al mal tiempo, los Reyes no faltaron a su cita en las principales localidades gallegas, para lo que usaron distintos medios de transporte. A Santiago y Ourense llegaron en tren y en la capital compostelana la música fue la protagonista junto a los 2.000 kilos de caramelos. Mientras, en Ourense fue la Real Banda de Gaitas la encargada de abrir el desfile. En Ferrol, a pesar de los intermitentes chaparrones de lluvia y granizo, la cabalgata se celebró luego de que sus Majestades los Reyes Magos de Oriente llegaran el barco al Muelle de Curuxeiras, desde donde fueron llevados en coche hasta la calle Venezuela.
El desfile de Vigo partió sobre las 18.00 horas y en él estuvo presente el alcalde, Abel Caballero, que saludó a los niños. En el arranque de la cabalgata aguantó sin llover, aunque el cielo se mantuvo encapotado. También en Pontevedra los Reyes pudieron cumplir, pese a que la lluvia redujo la cantidad de gente que se agolpaba en las calles para ver as carrozas reales acompañadas por cabezudos.
Y en Vilagarcía, pese al acelerado paso de la comitiva escapando del chaparrón, finalmente Melchor, Gaspar y Baltasar hicieron las delicias del público. Y es que son magos.

Los Reyes vencen al mal tiempo y regalan ilusión